Miembros titulares de la Cámara de Cuentas cometieron más de cinco faltas graves que pudieran llevarlos a un juicio político en el Senado, según hizo constar un informe de una comisión de diputados.

El equipo especial de congresistas, presidido por Rogelio Alfonso Genao, estableció en su informe que los funcionarios del órgano fiscalizador ocultaron importantes auditorías, alteraron actas del Pleno, ejecutaron operaciones administrativas irregulares, usurparon funciones de otros miembros y entregaron informes sin sustento.

Los detalles del documento los reveló el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, quien destacó que las imputaciones citadas «son solo algunas» de todas las acusaciones que contiene el informe de los legisladores.

Detalles de las faltas

En detalle, Pacheco precisó que el informe acusa a los miembros de la Cámara de Cuentas de realizar auditorías y esconderlas, y agregó que esta revelación la hicieron los propios funcionarios cuando fueron interrogados en el Congreso.

Según el presidente de los diputados, la comisión también evidenció que las actas del pleno de la entidad auditora eran «alteradas» con fines desconocidos, lo que despertó la alerta de la comisión investigadora.