Fue enviado a prisión preventiva, por seis meses, el agente policial Alejandro Castro Cruz, acusado de abuso de poder y del homicidio voluntario del niño Donelly Martínez, de 11 años de edad, mientras se desarrollaba el Carnaval de Santiago el pasado 12 de febrero.

La medida cautelar deberá ser cumplida en la cárcel de Operaciones Especiales de Manoguayabo, Santo Domingo Oeste.

El tribunal acogió en parte la solicitud del Ministerio Público y querellantes, la cual establecía que la prisión fuera de 12 meses y en una cárcel pública. La revisión obligatoria fue fijada para el 22 de mayo.

Los juristas que representan a la familia del menor fallecido y al padre de este, Anthony Ysauri Martínez, quien también es víctima en el proceso, no están de acuerdo de que el policía suspendido fuera enviado a la cárcel especial.

Aseguraron que se trató de un hecho muy grave y por tanto debe cumplir la prisión en una cárcel normal del sistema penitenciario en la jurisdicción norte, por lo que apelarán la sentencia en el plazo establecido de 10 días.

La audiencia de medida de coerción fue conocida por la jueza Kimberly Tatis, del Tribunal de Atención Permanente del Distrito Judicial de Santiago.

El MP estuvo representado por Osvaldo Bonilla, procurador fiscal titular, y las fiscales adjuntas litigantes de Atención Permanente, Marta González y Mari Rosario.

«Sin embargo el Tribunal entendió que se trató de un hecho de gravedad, y nosotros tenemos todas las pruebas y vamos a continuar la investigación para depositar la acusación formal en tres meses», expresó Bonilla.

«Operaciones especiales es el lugar que le corresponde, porque estamos ante un policía que vivía recuperando drogas, agarrando delincuentes, y ahí es que hay que llevarlo», explicó Juan Carlos Báez Peralta, abogado defensa técnica.

«Asesino, asesino, asesino, ni con todos los años del mundo va a pagar por lo que le hizo a ese niño inocente», vociferaba un familiar del menor en medio del tumulto.

La instancia acusatoria del Ministerio Público, establece los delitos de abuso de autoridad y homicidio voluntario, acción penal que viola los artículos 186, 295, 186, 304 y 309 del Código Penal Dominicano.

Establecen sanciones contra el abuso de autoridad en contra de particulares, golpes y heridas, así como también el homicidio voluntario, en perjuicio de la víctima.

Familiares de las victimas abarrotaron el interior del palacio de Justicia, en medio de un amplio contingente de agentes de la Policía, quienes fueron para garantizar la seguridad del espacio.

Vociferaban consignas pidiendo justicia, y exigían que caiga todo el peso de la ley sobre el policía.

anterior
siguiente

Marcharon el Domingo

El pasado domingo, el comité organizador del Carnaval de Santiago no se celebró el desfile, sin embargo, en el área monumental cientos de personas marcharon para pedir justicia por la muerte de Donelly.

Recorrieron la avenida Las Carreras con calle Mella, el lugar exacto donde se produjo el incidente donde murió Martínez, el día 12 del presente mes.

El cabo suspendido, Alejandro Castro Cruz, de 30 años de edad, estaba adscrito a la patrulla de Acción Rápida y brindaba servicios de patrullaje en el casco urbano de Santiago de los Caballeros.

Junto a otros agentes quería incautar una bocina del carro del padre del niño y en un forcejeo con este realizó dos disparos que impactaron mortalmente a Donelly.