El presidente Luis Abinader insistió ayer en que no permitirá la apertura del mercado dominicano al arroz estadounidense, luego de que Diario Libre publicara que el Gobierno de ese país ya advirtió que no apoya renegociar los compromisos contraídos hace casi 20 años que permitirán que su cereal entre a puertos quisqueyanos con arancel cero a partir del 2025, tras agotarse un calendario de desgravación.

“Ya nosotros dijimos en la Asamblea Nacional (el 27 de febrero) que nosotros no vamos a permitir que se abra el mercado en la parte arrocera, porque ellos también están subsidiando (al sector arrocero)”, dijo Abinader al referirse a los Estados Unidos en el marco del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta, por sus siglas en inglés).

El Artículo 3.18

Analistas han indicado que el país puede acogerse al Artículo 3.18 del DR-Cafta, que indica que una Comisión de Revisión Agrícola (CRA) deberá evaluar los efectos del proceso de liberalización comercial bajo el tratado, la operación del Artículo 3.15 y la posible extensión de medidas de salvaguardia agrícola citadas en este último artículo.

Ya en una carta de fecha 15 de abril de 2022, del embajador Jayme White, representante comercial adjunto de los Estados Unidos, dirigida a la embajadora dominicana en Washington, Sonia Guzmán, este le especificó: “El DR-Cafta insta a las Partes a establecer la CRA para revisar la implementación y operación del Acuerdo en lo que se refiere al comercio de bienes agrícolas. Esta revisión brinda la oportunidad de comprender y evaluar mejor los efectos del Acuerdo sobre las Partes. No es un mecanismo para reevaluar compromisos de acceso a mercados ni un mandato para renegociar el DR-Cafta”.

«¡Que eso esté claro: que vamos a proteger la producción nacional, y más en este momento, donde cada país tiene que garantizar su seguridad alimentaria!»Luis AbinaderPresidente de la República Dominicana“

Abinader desconoce la posición

El presidente Abinader reiteró que desde que asumió la Presidencia en agosto de 2020, su administración ha estado en conversaciones con la estadounidense para evitar que en 2025, cuando el arroz de Estados Unidos pueda entrar a República Dominicana con arancel cero, esto no impacte negativamente a la producción nacional.

Pero ya en una carta de respuesta del embajador White a Guzmán, quien fue la jefa negociadora para República Dominicana cuando el país buscaba adherirse al tratado, este le hizo saber el pensar de la administración estadounidense. La funcionaria le había transmitido las preocupaciones planteadas por la industria arrocera dominicana. 

En la misiva, fechada 7 de octubre de 2022, White le notificó que, “si bien las listas arancelarias del DR-Cafta y algunos otros anexos de acceso al mercado pueden reflejar las obligaciones de cada país, dichos compromisos se contraen entre todas las Partes”. 

“Cualquier modificación a la eliminación gradual de los contingentes arancelarios implicaría un cambio en el Acuerdo y requeriría la aprobación de todas las Partes del DR-Cafta”, dijo. 

Agregó: “Como se señaló en ocasiones anteriores, Estados Unidos no apoya la reapertura o renegociación de los compromisos de acceso al mercado bajo el DR-Cafta”. 

Ayer, el presidente Abinader dijo a la prensa que Estados Unidos no ha tenido una posición. “Por lo tanto no conozco lo que salió en un diario (Diario Libre); no conozco esa posición de ellos. De lo que sí tú puedes estar seguro es que la posición del gobierno es proteger la producción nacional”.

“Otros países -dijo-, incluyendo Estados Unidos, están subsidiando a los arroceros, y nosotros, sobre todo, vamos a proteger la producción nacional”.

A seguidas elevó el tono de voz y expresó más enérgico: “¡Que eso esté claro: que vamos a proteger la producción nacional, y más en este momento, donde cada país tiene que garantizar su seguridad alimentaria!”.

«Los acuerdos entre tantos países tú no los vas a quitar unilateralmente»Limber CruzMinistro de Agricultura“

Faltan dos años

El DR-Cafta entró en vigencia en República Dominicana el 1 de marzo de 2007, aunque se firmó en 2004. Ademas del país y Estados Unidos, forman parte del acuerdo Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Este incluye un calendario de desgravación (eliminación progresiva de los aranceles aduaneros) que incluye el arroz importado desde Estados Unidos. 

Como dicho cronograma establece que en dos años el cereal entrará al mercado dominicano con cero arancel, productores temen que el arroz estadounidense se venda más barato que el cultivado localmente, le quite su mercado y degrade la producción nacional de la que dependen 90,000 empleos directos, 320,000 indirectos y 300 factorías.

Actualmente, la tasa arancelaria del arroz está en 23.76 % y en 2024 bajará a 11.88 %, porcentaje último que la Unión Arrocera Dominicana ya considera competitivo. 

“Nadie de entrada te dice que te lo va a dar todo”, dice ministro

El ministro de Agricultura, Limber Cruz, mostró ayer una postura más negociadora que el presidente Abinader. “Eso (el arancel cero) va a entrar en vigencia a partir del 1 de enero del 2025, lo que quiere decir que tenemos tiempo para negociar. Ahora, sin prisa, pero sin pausa, porque tenemos que llenar todos lo requisitos para que no se haga algo a la carrera”, dijo en una entrevista radial.

El funcionario es parte de una comisión interministerial de Industria, Relaciones Exteriores y Agricultura, comisionada para ejecutar las medidas necesarias para salvaguardar y proteger a los productores de arroz.

“¿Qué es lo que dictan las normas: sentarse. Nadie de entrada te dice que te lo va a dar todo. (En) Estados Unidos no son ningunos tontos para decir: ah, bueno, todo está abierto, y sí a todo lo que ustedes quieran. No, es una negociación. Estamos en eso”, dio Cruz en una entrevista radial.

Destacó que el cultivo del arroz envuelve a 22 provincias dominicanas, hay abundancia, el precio se mantiene estable y se exporta del cereal a Haití.

“Los acuerdos entre tantos países tú no los vas a quitar unilateralmente, pero el presidente (…) dijo bien claro en su rendición de cuentas que él, bajo ningún concepto iba a permitir que ese sector sucumbiera”, expresó el ministro.