La Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana (LIDOM) anunció este viernes al “infield” de los Tigres del Licey, Ronny Mauricio, como el Jugador Más Valioso del campeonato 2022-23 a través de su premiación oficial, MVP de la Semana Santo Domingo Motors, patrocinador que lo premiará con una moderna camioneta doble cabina marca Chevrolet Colorado MVP Edition.

Mauricio fue escogido mediante votación electrónica celebrada entre los miembros de un jurado compuesto por 69 comunicadores a nivel nacional que lo encontró ganador de la distinción por amplio margen.

El anuncio del galardón para el joven pelotero nativo de San Pedro de Macorís se realizó a través de una entrega especial del programa oficial de la Liga, Palco LIDOM, que se transmitió por CDN Deportes, Telemicro Internacional, Televisión Dominicana y el canal de YouTube LIDOMTV.

Mauricio recibió 61 votos para imponerse sin mayores problemas a Henry Urrutia, de los Gigantes del Cibao, quien obtuvo cinco sufragios.

Aneurys Tavárez, de las Águilas Cibaeñas y Rayner Núñez, de las Estrellas Orientales, se repartieron las restantes tres papeletas con dos y una, respectivamente.

El jugador de 21 años de edad participó en 47 juegos en los que tomó 188 turnos y bateó para promedio de .287, producto de 54 hits, incluidos 15 dobles, cinco jonrones y dos triples. Empujó 31 vueltas, anotó 26, tomó diez boletos, se robó 10 bases y recibió 46 ponches. Colectó OBP de .335, slugging de .468 y OPS en .803.

Sus cifras en imparables, dobles y remolcadas les permitieron liderar al circuito quisqueyano en estos encasillados ofensivos.

Resumen de premios
El premio de Jugador Más Valioso a Mauricio fue el sexto y último que concede LIDOM a través de su premiación oficial, MVP de la Semana Santo Domingo Motors, para los más destacados del certamen dedicado a la memoria del comunicador Tomás Troncoso Cuesta y en opción a la Copa Banreservas.

Rainer Núñez, de las Estrellas, se llevó el galardón de Novato del Año, José Offerman, del Licey, obtuvo el trofeo de Mánager del Año, Audo Vicente y Emilio Bonifacio, también de los Tigres, recibieron las distinciones de Gerente y Caballero del Año, respectivamente.

César Valdez, de Licey, obtuvo el trofeo como Lanzador del Año. Bonifacio, como Caballero del Año, fue escogido por seis peloteros de cada equipo sin que pudieran votar por un compañero de su propio equipo.