Los humanos conocen solo una fracción de todas las especies animales en la Tierra. En la práctica, es imposible calcular cuántas especies hay. En cualquier caso, para evitar que los cambios ambientales afecten negativamente a la biodiversidad, es fundamental examinar en detalle la relación entre los organismos y su entorno. Desafortunadamente, sabemos que muchas especies se extinguen incluso antes de que sepamos que existen. 

El número de especies que los científicos han podido identificar y nombrar es radicalmente diferente del número que realmente existe. Conocemos solo una pequeña fracción de toda la vida en la Tierra. Por otro lado, lleva mucho tiempo estudiar cada especie. 

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) realiza un seguimiento del número de especies enumeradas y actualiza los datos anualmente en función de las últimas investigaciones de los taxónomos. Para 2021, se habían registrado 2.13 millones de especies en todo el mundo. Por ejemplo, el número total de insectos se estima en 1.05 millones, 36,000 peces, 11,000 aves, 11,000 reptiles y más de 6,500 mamíferos.

De todas formas, estas cifras pueden tener hasta un 20% de margen de error debido a que esa cifra hace referencia a organismos que ya eran conocidos anteriormente. Si suponemos que, entonces, no se necesitan los nombres de este 20% de especies registradas, se puede asegurar que se conocen alrededor de 5.62 millones de especies en tierra y 2.15 millones de especies en el agua.