«Cada quien sabrá ante qué espejo pondrá su rostro para que lo refleje la historia. No nos ganarán por cansancio y no disminuirán nuestro compromiso de reducir la impunidad. Seguimos trabajando!».

Así se expresó el procurador adjunto Wilson Camacho en su cuenta de Twitter luego de que un tribunal variara la medida de coerción de prisión a arresto domiciliario e impedimento a salida al exadministrador de la Lotería Nacional, Luis Dicent, quien encabeza la red de Operación 13.

“Con relación al cese de la prisión preventiva, es evidente que el Poder Judicial ha decidido aplicar de manera irracional el límite razonable de la prisión preventiva”, sostuvo Camacho, quien nuevamente cuestionó este tipo de decisión de los tribunales en los casos de corrupción.

El magistrado añadió que “en este caso resulta curioso y llama poderosamente la atención que los aplazamientos no se le imputan al Ministerio Público y no se le puede imputar, porque es imposible imputárselos, porque no hay evidencia de que los retrasos hayan sido por parte del Ministerio Público; entonces, este tribunal recurre a culpar al propio Poder Judicial de los retrasos del proceso para cesar la prisión preventiva. Esto solo ocurre única y exclusivamente en los casos de corrupción”.

Ayer la jueza presidenta del Segundo Tribunal Colegiado, Claribel Nivar, varió la medida de coerción de prisión preventiva impuesta a Dicent en la etapa inicial del proceso judicial denominado Operación 13, por prisión domiciliaria e impedimento de salida del país.

Previo a la decisión de la jueza, seis de los 10 imputados en el caso admitieron los hechos de cometer irregularidades en un sorteo de la Lotería Nacional celebrado el primero de mayo del 2021, lo que provocó pérdida millonaria a bancas.

En esa dirección, Camacho indicó que la solidez de la acusación presentada por el Ministerio Público provocó que seis de los 10 acusados en el fraude a la Lotería Nacional desarticulado en la Operación 13 se declararan culpables en la audiencia de este jueves ante el Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional.

“En el día de hoy han pasado dos cosas a las que es necesario referirse en este caso de Operación 13. Lo primero que sucedió en el día de hoy es que, de 10 acusados que estuvieron presentes en este juicio, seis se declararon culpables”, dijo el titular de la Procuraduría Especializada de Persecución a la Corrupción Administrativa (Pepca), al responder a la prensa a la salida del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

“Esta es una evidencia palpable de la fortaleza de la acusación del Ministerio Público, ese es un primer tema que debe quedar claro y al cual debemos referirnos”, puntualizó Camacho, quien encabezó el equipo de fiscales integrado por Mirna Ortiz, procuradora de Corte y coordinadora de Litigación de la Pepca, Andrés Mena, Yudelka Holguín Liz y Alexis Piña.