El presidente Luis Abinader encabezó la graduación de 2,934 jóvenes de la XXXII promoción del Programa Formación en Valores “Doña Zaida Ginebra viuda Lovatón” de estudiantes del nivel de educación secundaria del Servicio Militar Voluntario de todo el país.

En el acto, en el cual por primera vez participa una primera dama, Raquel Arbaje de Abinader, estuvieron los 1,275 investidos de la Región Metropolitana, en el Club Deportivo y Cultural Mauricio Báez, el mandatario tomó el juramento de los investidos.

Simultáneamente, en Santiago 811 de la región Norte, en la Romana 540 de la región Este y 308 voluntarios en Barahona para la región Sur.

En sus 21 años de historia, el SMV ha formado 65,433 jóvenes en valores, disciplina y devoción para servir y construir una mejor nación. De estos el 53 por ciento son de género femenino y el restante 47 por ciento masculino.

En las palabras centrales de la actividad, general de brigada Amílcar Fernández Tejada, ERD, director de SMV, destacó que los jóvenes que aprueban en programa se convierten en líderes y un ejemplo de ello es que aquellos que deciden continuar con la carrera militar son de los que mejor desempeño muestran en las distintas ramas de las Fuerzas Armadas.

Destacó que la XXXII promoción está dedicado a doña Zaida Ginebra viuda Lovatón, quien como ciudadana y servidora pública siempre mostró un comportamiento ejempla en defensa de los valores de la sociedad.

Llamó a lo graduandos a que sus actos presentes y futuros se encausen por el camino del bien común y de los mejores intereses de la patria porque las actuales amenazas internas y externas que se ciernen sobre la juventud demuestran la importancia de la labor desempañada por las instituciones castrenses en la formación de las nuevas generaciones.
Explicó que los participantes del programa reciben capacitación en educación vial, revención de violencia de género, antipandillas, del uso y abuso de sustancias controladas, protección al medio ambiente, orientados a través del Ministerio de Trabajo para ingresar a la Bolsa de Empleos del Programa de Empleabilidad Juvenil.

“Aquí se forman para ser líderes. Ya hemos expuesto en ocasiones anteriores ejemplos de los egresados que se destacan en la carrera que eligen”, apostilló para destacar que ese tipo de programas son la forma más económica y pacífica de prevención de la delincuencia “formando verdaderos líderes con una cultura basada en seguridad, defensa y desarrollo nacional.

Anthony Soriano, quien obtuvo los mayores honores de la promoción, agradeció Dios, al presidente Luis Abinader y al ministro de Defensa, Carlos Luciano Díaz Morfa, por la oportunidad de recibir la formación en la fragua de la disciplina, la moral y las buenas costumbres en las que se fundamenta la patria.

“Nuestra gratitud por dotarnos de una nueva formación y visión que nos llevará a superarnos y alcanzar nuestras metas para ser hombres y mujeres que aportan a la sociedad”, manifestó y llamó a sus compañeros a imitar el ejemplo de doña Zaida Ginebra viuda Lovatón que tuvo una vida proactivamente patriótica llena de acciones de trascendencia y aportes a la sociedad.

En el acto se entregó un reconocimiento a doña Zaida Lovatón de Sanz, hija de Zaida Ginebra viuda Lovatón, quien destacó el papel que juegan las Fuerzas Armadas en la vida del país porque en ellas descansa el futuro del país.