Dos adolescentes acusados de arrojar gases en un aula de un liceo de Barahona aseguraron a las autoridades que se trató de una “broma” que intentaron hacer a sus compañeros.

El Juzgado del Tribunal de Instrucción de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA) de la citada provincia dictó dos meses de prisión a los mozalbetes por la sustancia lanzada.

Los gases afectaron la salud de 23 estudiantes y dos profesores del Liceo Alberto Feliz Bello, quienes fueron ingresados la pasada semana al hospital de la comunidad de Polo, de Barahona, pero ya se encuentran estables.

El acto está siendo calificado de “terrorismo” sancionado por la Ley 267-08, informó la procuradora fiscal de niños, niñas y adolescentesSonia Herasme.

La sustancia es supuestamente gas pimienta, versión que los estudios de laboratorios del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) confirmarán por la gravedad de los daños causados, agregó Herasme.

Herasme dijo a Diario Libre que los jovencitos alegan que se “encontraron” el gas. El incidente provocó una alarma en la localidad de Polo y la reacción del ministro de EducaciónÁngel Hernández, quien tildó el acto como una “barbarie”. Al condenarlo, llamó a toda la sociedad a rechazar los actos de violencia en las escuelas. 

Los adolescentes acusados, cuyos nombres se omiten por razones legales, cumplirán la medida de coerción en un centro de reclusión para menor en Santo Domingo.

La procuradora fiscal de niños, niñas y adolescentes en Barahona aclaró que pese a que los menores son investigados por violar la ley de terrorismo, de ser hallados culpables se les impone la pena que establece la ley a ese colectivo, la 106-013 que modifica la 136-03 del Código del Menor.