El juez Juan Francisco Rodríguez Consoró aseguró hoy que durante su trayectoria en la judicatura ha actuado apegado a la Constitución y a la ética, y acusó al Ministerio Público de perseguir a los jueces cuando no es beneficiado con resoluciones emitidas por los tribunales.

En una carta a la opinión pública, Rodríguez Consoró se defendió de las acusaciones en su contra sobre faltas graves en el ejercicio de sus funciones y que motivó a que fuera investigado por la Inspectoría General del Poder Judicial, que solicitó a la Procuraduría Especializada de Persecución a la Corrupción  Administrativa (Pepca) que lo investigará penalmente.

El magistrado pertenece al Noveno Juzgado de la Instrucción y adscrito a la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional.

«Tenemos un Ministerio Público que quiere ser juez y parte, pues, la PEPCA, al no resultar beneficiada por una resolución nuestra, sale de los estrados no ha preparar la apelación del caso, conforme al doble grado de jurisdicción acordado por la ley, sino, que sale a perseguir al juez que ha juzgado conforme la justicia y los parámetros legalmente establecidos, porque el deseo del Ministerio Público no ha sido satisfecho», afirma el magistrado.

La última sentencia que emitió el mencionado juez sobre un caso importante de corrupción fue el no ha lugar a favor de todos los acusados en el escándalo de la estafa al Estado con la venta de todo el terreno que corresponde al barrio de los Tres Brazos.

Aquí la carta integra del juez Juan Francisco Rodríguez Consoró.