Como era de esperar, la organización de las Grandes Ligas, los Rojos de Cincinnati, le comunicó a su prospecto número uno Elly de la Cruz que su participación con los Tigres del Licey será hasta este viernes, donde se enfrentarán a las Águilas Cibaeñas en el Estadio Cibaeo.

“Esoy tranquilo jugando, pero ya me llamaron desde Cincinnati”, dijo el jugador. “Juego hasta el viernes con el Licey”, dijo de la Cruz, a la periodista deportiva Aime Rivas.

El oriundo de Sabana Grande de Boyá, ha disputado 22 partidos con los Tigres y figura primero en carreras anotadas (19) y en bases robadas (9), segundo en remolcadas (14) y triples (2), tercero en imparables (23) y cuarto en promedio de bateo (.299).

El desempeño con el madero de De la Cruz, quien se ha jugado en la antesala, el campocorto y la segunda base, ha sido fundamental para que los azules se mantengan en el primer lugar del torneo.

El novato viene de lograr una impresionante temporada en los circuitos menores de los Rojos, donde fijó promedio de bateo de .304, con 28 jonrones, 86 vueltas llevadas al plato y 87 anotadas, además de sumar 46 bases robadas.

Esa actuación lo ha puesto en la carrera por lograr un puesto en el equipo grande de los Rojos para la campaña de las Grandes Ligas en 2023.

TIGRES DOMINANTES

Los Tigres lideran la liga en efectividad (1.88) y es el único equipo por debajo de dos, en WHIP (1.02), promedio de bateo de la oposición (.181) y segundos en ponches (201).

Además, son líderes en promedio de bateo colectivo (.250), OBP (.333), SLG (.383), OPS (.715), en carreras anotadas (125), impulsadas (115), remolcadas luego de dos outs (59), producidas con corredores en posición de anotar (92), promedio de bateo en dicha situación (.265) y promedio de bateo de pelotas en juego (.326).