Algunos viajeros dominicanos son bastantes osados al colocar en sus maletas objetos peculiares tanto cuando salen como ingresan al país, pero lo ocurrido en el Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA) durante el fin de semana escapa a la imaginación de cualquiera.

Diario Libre tuvo acceso a un video que muestra el momento en el que un gallo se le soltó a un pasajero y estuvo deambulando y cantando en las instalaciones del aeropuerto ante la mirada de incredulidad de algunos y las risotadas de otros.

Según se informó, el dueño del animal pretendía llevarlo hasta Nueva York, se desconoce con qué finalidad.

El infiltrado se puso en evidencia y no pudo continuar su viaje hacia los Estados Unidos, indicó la fuente. 

El Servicio de Inspección Zoosanitaria y Fitosanitaria de los Estados Unidos (APHIS, por sus siglas en inglés) establece los requisitos dependiendo del ave de compañía que las personas desean ingresar al país, debido a la posibilidad de portar o transmitir ciertas enfermedades a la industria avícola.

Pollos, palomas, patos, gansos, gallina de guinea, perdices, aves guisantes, faisanes, palomas, codorniz y cisnes no son consideradas aves de compañías por la agencia reguladora, por lo que deben cumplir con requisitos específicos de importación o exportación para aves de corral.