El triunfo del Licey (14-6) le quiebra una racha de tres triunfos a los Gigantes (11-10), que se mantienen en la tercera posición y el Licey sale victorioso después de perder dos corridos.

Un triple de tres carreras de Arístides Aquino coronó un rally de cuatro vueltas para los Tigres del Licey que vencieron 7-2 a los Gigantes del Cibao la noche del viernes.

El triunfo del Licey (14-6) le quiebra una racha de tres triunfos a los Gigantes (11-10), que se mantienen en la tercera posición y el Licey sale victorioso después de perder dos corridos.

César Valdez lanzó siete entradas completas de res hits y una carrera, que fue sucia, cinco boletos y siete ponches para ganar su segundo partido de la campaña.

Raynel Espinal, las dos primeras entradas, Ángel Sánchez el tercero y Cristopher Crisóstomo mantenían al Licey sin oportunidades, hasta que en el quinto, el conjunto capitalizó descifró los pitcheo cibaeños.

Derrick Loop (1-1), que perdió, lanzó dos tercios en el sexo de una carrera

Los Tigres soportaron cuatro entradas perfectas por el pitcheo cibaeño, que al menos fue blanqueado en ese tramo.

Fue a partir de ahí que comenzaron a llegar las carreras, con una mejor factura para los azules con el repentino desplome del pitcheo francomacorisano.

Después de anotar cada equipo una carrera en el quinto, el Licey marcó cuatro rayas en el el sexto, en el que Aquino lo coronó con un triple de tres carreras, que remolcó a Ronny Mauricio, Ramón Hernández y Elly de la Cruz.

Ronny Mauricio remolcó la del desempate en ese sexto azul de la fortuna, que se extendió al sexto con dos vueltas más lideradas por sencillos de Sergio Alcántara y de Ramón Hernández.