El presidente Luis Abinader suspendió la noche del viernes las actividades que tenía programadas para este sábado 5 de noviembre en las provincias de La Vega, Monseñor Nouel y Duarte, para dar respuesta a la situación generada por las lluvias en el Gran Santo Domingo. 

De igual manera, el mandatario convocó a ministros y directores generales para las 9:00 de la mañana en el Palacio Nacional, a fin de coordinar las acciones de auxilio a los afectados por las lluvias.

Según una nota de prensa de la Presidencia, en respuesta inmediata a la situación, el Gobierno, representado por el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, junto a la Alcaldía del Distrito Nacional, representada por Carolina Mejía y entidades de socorro, como la directora de Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), Gloria Ceballos y por el director del COE, Juan Manuel Méndez, ya se encuentran accionando para auxiliar a la población. 

Las lluvias torrenciales dejaron dos fallecidos, cientos de personas varadas y comercios, establecimientos y viviendas inundados en el Gran Santo Domingo.