Jake Cronenworth rompió un empate con un sencillo de dos carreras y dos outs en el séptimo inning y los Padres de San Diego remontaron 5-3 el sábado a los Dodgers de Los Ángeles para pasar a la serie por el campeonato de la Liga Nacional por primera vez desde 1998.

San Diego recibirá a los Filis de Filadelfia el martes y el miércoles para los dos primeros juegos de una serie entre equipos que tuvieron que disputar los juegos de wild card. Los Filis derrotaron a los Bravos de Atlanta 8-3 para ganar su serie en cuatro juegos.

Los Padres derrotaron a los Dodgers, que habían sumado 111 victorias en la temporada regular, con una remontada de cinco carreras que les dio la victoria 3-1 en la Serie de División al mejor de cinco, ante un Petco Park lleno con 45.139 aficionados.


«Va a haber una fiesta ahí fuera esta noche», dijo el pitcher abridor Joe Musgrove, que creció como aficionado de los Padres en los suburbios de San Diego. «Quiero decir, los Dodgers nos han dado golpizas desde que yo era pequeño».

San Diego recibirá a los Filis de Filadelfia el martes y el miércoles para los dos primeros juegos de una serie entre equipos que tuvieron que disputar los juegos de wild card. Los Filis derrotaron a los Bravos de Atlanta 8-3 para ganar su serie en cuatro juegos.

El público rugió cuando Josh Hader, fichado de Milwaukee el 1 de agosto, ponchó a Freddie Freeman para terminar el juego. Los jugadores de los Padres celebraron con entusiasmo en el cuatro y los fuegos artificiales estallaron sobre el céntrico estadio. Manny Machado y Juan Soto pidieron más a los asistentes.

Los Padres llegaron por última vez a la serie por el título de la Liga Nacional hace 24 años, cuando derrotaron a los Bravos de Atlanta en seis juegos y después fueron barridos por los Yanquis de Nueva York en la Serie Mundial.

Después de que el izquierdo Tyler Anderson contuviera a los Padres en cinco innings en blanco, los anfitriones lograron hacer mella en el bullpen de los Dodgers en el séptimo.

La victoria fue para Tim Hill, mientras que Yency Almonte cargó con la derrota.

Bateo de los latinos