A casi diez días del paso del huracán Fiona por República Dominicana algunos de los sectores de la provincia El Seibo continúan sin agua potable, situación que mantiene a la población desesperada.

Las localidades más afectadas han sido El Matadero, Enriquillo, Los Cajuiles (Respaldo 26 de febrero), Villa Progreso, La Manicera, Las Quinientas, El Retiro, Mirador Sur, Villa Nené, entre otros sectores.

Los ciudadanos denunciaron que a pesar de que el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) prometió llevar agua a través de camiones cisterna por todos los sectores, “lo hicieron solo por un día y por algunos lugares”.

Catherine Mercedes, residente en la localidad El Retiro, aseguró que mucho antes de llegar el fenómeno atmosférico no les envían el servicio, por lo que dijo es tiempo de que Inapa restablezca el suministro.

“Se están llevando de que hubo muchos daños, eso lo entendemos, pero ya está bueno ha pasado mucho tiempo y entendemos de que ya nos tienen que enviar el agua porque estamos pasando mucho trabajo”, explicó.

Sostuvo que Inapa aunque llevó agua por algunos lugares, no se acordaron de llevar por su localidad, la cual, según ella, lleva más tiempo sin el servicio.

Vilmaris Polanco precisó que en el sector Villa Progreso supuestamente llevan más de cuatro meses que no les llega el servicio de agua potable.

«Entendemos que el agua es para el pueblo, que se acuerden de enviar agua al sector de Villa Progreso, ya que tenemos más de cuatro meses sin el preciado líquido, solo atentos a los camiones esos que mandan»Vilmaris PolancoComunitaria“

Inapa responde 

A pesar de que el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) había anunciado hace unos días que el servicio había sido restablecido, el director provincial de la institución, Lestter Rivera, dijo a Diario Libre que debido a un fallo eléctrico en la planta se suspendió el suministro.

“El agua ya estaba llegando a los sectores, pero tuvimos un fallo eléctrico y los motores hubo que apagarlos porque se estaban sobrecalentando y para que no se dañen se tuvieron que apagar”, indicó. 

Rivera agregó que están trabajando para que a medida de lo posible el suministro de agua potable vaya llegando a cada localidad.

“No llegará a todos los sectores de una vez, porque cuando se repara algo eléctrico y al pueblo no tener agua y estar todas las líneas descargadas, cuando se arregle todo, el servicio irá gradualmente subiendo dependiendo del consumo masivo de la población, porque el agua no llega de una vez a todas las tuberías”, indicó.