Hasta la media tarde de ayer 34 vehículos que estaban mal estacionados en 13 calles del polígono central fueron fiscalizados por las autoridades dentro del plan piloto “Parquéate Bien” que empezó este lunes. Mientras 14 quedaron retenidos, según informó la Alcaldía del Distrito Nacional.

Grúas del centro de acopio “Parquéate Bien” trasladaban los vehículos hasta el parqueo ubicado en la avenida Tiradentes, casi esquina Max Henríquez Ureña en el sector de Naco. La mayoría de los propietarios de los vehículos los retiraron, luego de presentar la matrícula a su nombre o con un poder y pagar una multa de 1,000 pesos.

Este proyecto, cuyo piloto comenzó este lunes, consiste en retirar los vehículos mal estacionados en calles y avenidas de una sola dirección. En el centro de acopio agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito (Digesett) y del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) se encargan de los tramites de recibimiento y entrega de los vehículos.

Las calles incluidas

En principio el plan contempla las calles Poncio Sabater, Francisco Carias Lavandier, Respaldo 22, José Amado Soler, Calle 5, Pablo Casals, Manuel Henríquez, Boy Scout, Dr. Jacinto Mañón, Del Seminario, Fernando Escobar, Filomena Gómez de Coba y Calle Z.

Hugo Beras, director del Intrant, dijo que el proyecto será ampliado a otras calles con el objetivo de organizar mejor el tránsito y reducir los tapones.

En la fase de inicio del proyecto, a los propietarios de los vehículos mal estacionados en esas 13 calles se les cobra 1,000 pesos de multa, pero más adelante tendrán que pagar el costo de la grúa y el parqueo, pero las autoridades no han informado cuando termina la fase piloto.

Durante el anuncio del proyecto, Beras dijo que la idea no tiene un carácter recaudatorio, sino de cumplimiento de las leyes y normas en las calles y avenidas de la ciudad.

“Para llevar las cosas por etapa lo estamos haciendo de esta manera, una parte de colaboración de parte de IntrantDigesett y de la Alcaldía del Distrito Nacional, pero esto será en un corto plazo. Al final la gente tendrá que pagar su multa, la gente tendrá que pagar la grúa, como se hacía anteriormente y la gente tendrá que pagar el parqueo”, advirtió.

Algunos conductores reaccionaron molestos por la fiscalización de sus vehículos, pero otros expresaron respeto a la medida siempre que la misma contribuya con mejorar los espacios de circulación en la ciudad, expresaron.