Los senadores no tienen flota abierta, ni comida y solo se les brinda café, agua y chocolate durante las sesiones de trabajo dijo hoy el senador de Santiago Rodríguez, Antonio Marte.

El legislador aseguró que en el senado “se pasa hambre”, ya que a diferencia de la Cámara de Diputados, ellos (los senadores), no cuentan con restaurante y que no pueden usar el de los diputados  por que la comida es muy costosa.

“En el senado yo quisiera comer como lo hago en mi casa, ñame con bacalao, arenque… pero solamente el día de la sesión nos llevan comida”, explicó el congresista entrevistado en el programa El Día que se trasmite por Telesistema canal 11.

Una sola cámara

El senador Antonio Marte presentó un proyecto de ley que busca modificar la Constitución dominicana para unificar las dos cámaras legislativas en una, que estaría  compuesta por solo 67 congresistas, asegurando que de esta manera el Estado se ahorre millones de pesos.

La propuesta busca que cada provincia tenga dos representantes y en el caso del Gran Santo Domingo y Santiago tres.

Aseguró que en la actualidad el país cuenta con 32 senadores y 190 de diputados que realizan prácticamente las mismas funciones.

“El senador presenta un proyecto, se aprueba, cuando llega a la Cámara de Diputados dura año; ahí muere, luego un diputado que está acechando lo presenta y se lo quitan al senador’’, explicó el presidente del Partido Primero la Gente (PPG).

El proyecto del senador Martes también busca que el mando presidencial se único y tenga una duración de solo cinco años, al igual que la cámara legislativa, los alcaldes y regidores. En tanto que el Ministerio Público sea de siete años y electo por el pueblo.

Este proyecto de ley necesitaría una modificación de la Constitución de la República, que a juicio de Marte “se ha hecho en más de 30 ocasiones  para beneficial un candidato’’, y en este caso permitiría el ahorro de millones de pesos al Estado dominicano.

“Es una sola cámara, que solo tengamos congresista, muchos diputados se han acercado a mí y me dicen y de qué vivimos? Y yo les digo trabaja como yo…”

Dijo que en su caso presento un proyecto de ley para que el Palacio de Justicia de Bonao se llamara Romero Confesor, fue aprobado en el senado se mandó a la Cámara de Diputados y a los 13 día de estar vencido un grupo de miembros de la cámara baja lo presentó