Autoridades del Ministerio Público y de Investigaciones Criminales (Dicrim) de la Policía de San Francisco de Macorís se encontraban la mañana de este sábado en el interior del Centro Caipi Pueblo Nuevo, profundizando las investigaciones sobre la muerte del niño Maikel Esmil Castro Álvarez, de un año y 10 meses, quien murió ahogado en una cubeta con agua en dicho lugar.

Una fuente ligada a la pesquisa reveló de manera anónima a Diario Libre, que en las entrevistas realizadas al personal de servicio en el Centro Caipi, determinaron que ninguno contaba con entrenamientos en primeros auxilios.

Una vez sacaron el pequeño de la cubeta, permanecieron con este acostado sin signos vitales por un período de unos 10 minutos hasta que turbados sin saber qué hacer decidieron trasladarlo en un vehículo privado a emergencias del hospital local San Vicente de Paul, dónde fue declarado muerto por asfixia por inmersión, señaló la fuente.

Siete empleados fueron interrogados en la comandancia policial, sin embargo, fueron despachados a sus casas, sin que se le presentaran cargos.

No hay sanción penal por muerte por negligencia, según contó el abogado Francisco Rodríguez, consultado al respecto.

«Existe una responsabilidad por parte de quienes cuidaban el niño, pero es una responsabilidad civil, penal no creo que haya ninguna. La familia puede demandar en materia civil, porque el centro tenía la responsabilidad de cuidarlo», indicó el jurista.

Sin cámaras de sistemas de vigilancia

Los Centros Caipi carecen de cámaras de vigilancia, en su mayoría el personal carece de entrenamientos sobre primeros auxilios según una fuente involucrada en la investigación del Ministerio Público contó a este medio.

«Yo considero que deben tener más personas por área para que se haga un trabajo de cuidado de más calidad, también que sean personas capacitadas. También que pongan cámaras, porque no hay cámaras ni videos que nos ayuden a aclarar la situación como pasó de verdad», expresó otra familiar del menor fallecido quien omitió dar su nombre.

Mientras se realiza la investigación el centro Caipi del sector Pueblo Nuevo, permanecerá cerrado.

En un comunicado público del Instituto Nacional de Atención Integral de la Primera Infancia, indicaron que lamentan el fallecimiento del niño en un centro Caipi, y que se mantienen a espera de las investigaciones en conjunto con las autoridades competentes, para establecer las responsabilidades y correcciones pertinentes.