El presidente de la Academia de Ciencias de la República Dominicana, Luis Scheker, resaltó este jueves la importancia de la investigación que se realiza en el Monumento Natural Cabo Samaná para identificar «a los primeros habitantes arcaicos de la isla Hispaniola».

“La importancia de este proyecto es histórica, porque se están descubriendo cosas que nosotros ignorábamos”, sostuvo Scheker tras ser consultado por Diario Libre sobre la iniciativa.

Agregó que el arqueólogo Adolfo López, quien dirige el equipo que trabaja en las excavaciones dentro del Monumento, es miembro de la Academia de Ciencias, entidad que dio autorización para el desarrollo de la investigación, de acuerdo Scheker.

El proyecto “Identificación del origen y filiación de los primeros habitantes arcaicos de la isla” ha resultado en el hallazgo de un cementerio que se remontaría a más de 3,000 años y en donde se han encontrado, hasta el momento, 18 enterramientos, además de los restos de seis bebés. 

López manifestó que actualmente realizan estudios de ADN, de la mano de la Universidad de Harvard, análisis de carbono 14 y antropología física, a los fines de conocer de dónde procedían las personas encontradas en el cementerio, sus enfermedades o problemas físicos y la manera que tenían para el entierro, lo que permitirá tener mayores detalles sobre la organización social de esta población.

El especialista explicó que el equipo que trabaja en la investigación está compuesto por arqueólogos especializados en el levantamiento de restos humanos, metodología arqueológica y asesores con conocimientos sobre la situación de los grupos arcaicos en el Caribe.