Aún seguían en prisión los implicados en la supuesta red de corrupción administrativa denominada Antipulpo, pero los abogados hacían ayer martes las diligencias, por lo que en las próximas horas podrían salir.

Alexis Medina, Fernando Rosa y José Dolores Santana obtuvieron el pasado lunes una variación de la medida de coerción de prisión preventiva a prisión domiciliaria, luego que el juez Deiby Timoteo Peguero, del Séptimo Juzgado de Instrucción del Distrito Nacional, acogiera el pedimento de los abogados de la defensa en vista de que se cumplió el plazo de 18 meses de prisión preventiva para casos complejos.

“Estamos esperando que el juez que dictó el cambio de la medida ayer (lunes), nos entregue en cualquier momento el dispositivo de la decisión. Solo faltaba su firma y estaba revisándola y entiendo que en cualquier momento nos la entrega”, dijo el abogado de Alexis MedinaCarlos Salcedo a Diario Libre. Salcedo explicó que una vez tengan el dispositivo de la sentencia en su poder darán los siguientes pasos a procurar que se ejecute la decisión del juez Peguero.

60 millones

“Ya nosotros estamos acercándonos a las compañías de seguros para suscribir el contrato, que expidan las pólizas y se les presenta entonces a las autoridades, se le notifica a la Procuraduría y entonces la Procuraduría al Sistema Penitenciario para que ordene el cambio de modalidad de Juan Alexis de prisión preventiva a arresto domiciliario, para llevarlo a su casa y esperamos que eso ocurra en las próximas horas”, explicó Salcedo.

El juez Deiby Peguero dispuso que Alexis Medina pague una garantía económica 60 millones de pesos mediante contrato de fianza.

Fernando Rosa deberá pagar 30 millones y José Dolores Santana 20 millones de pesos, ambos también mediante la misma modalidad. Además, los implicados deberán usar un grillete electrónico, impedimento de salida y presentación periódica.

En su defensa ante el juez Peguero, Alexis Medina garantizó: “No tenemos que irnos del país, no nos vamos a escapar”. 

Le sugirió al juez investigar las amenazas a testigos, que el Ministerio Público le imputa, porque dijo que son falsas. “Conseguir un mínimo documento desde Najayo no es fácil y más cuando tú tienes la maquinaria aplastante del Ministerio Público encima de ti”, expuso Medina frente al juez. “Déjenos defendernos”, manifestó el hermano del expresidente Danilo Medina.

Salcedo afirmó que una posible apelación del Ministerio Público a esta decisión no detiene la ejecución de esa sentencia.

Estos imputados tienen ya 20 meses en prisión. Les fueron impuestos 18 meses de prisión preventiva.

El juicio preliminar está fijado para el 10 de octubre.