El expresidente Hipólito Mejía dijo que son «cuentos» las demandas por pago de millones de pesos en viáticos y salarios atrasados de cientos de los soldados que su Gobierno decidió enviar a pelear Irak durante los años 2003 y 2004.

Mejía aseguró que a los militares se les pagó todo y cuestionó que el reclamo se haga 20 años después de que volvieron al suelo dominicano. 

«Eso es cuento. Hace 20 años de eso. Lo que tenían que haber cobrado cuando vinieron, pero ahora qué tú vas a hablar de eso», afirmó el exmandatario. 

Sin embargo, en 2020 una comisión de oficiales del Ministerio de Defensa determinó que el Gobierno debía pagarles US$1,942,526 por concepto de viáticos, en especial a los que participaron como miembros de las Fuerzas Armadas.

El exministro de Defensa, teniente general Rubén Paulino Sem, envió en ese mismo año las conclusiones de la investigación al entonces ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo. En el documento se recomendaba distribuir US$1,209,406 a la Fuerza de Tarea Quisqueya I, que estuvo compuesta por unas 302 soldados, y US$733,120 en la Fuerza de Tarea Quisqueya II.

Los exmilitares tienen ya dos décadas protestando para que el Estado cumpla el compromiso que asumió con ellos. En lo que lleva este Gobierno, han protestado más de cinco veces frente al Palacio Nacional.

Aseguran que, en noviembre del 2021, el entonces jefe del Cuerpo de Ayudantes Militares, Celín Rubio Terrero, les prometió que, por orden del mandatario, recibirían el pago en diciembre de ese año con fondos de la misma Presidencia, algo que no sucedió. 

El viceministro de la Presidencia de Relaciones con la Sociedad Civil, Alberto Rodríguez Mella, ha dicho a Diario Libre que cuando recibió a los guardias en su oficina se comunicó con el Ministerio de Defensa, Carlos Luciano Díaz Morfa, quien le informó que no tenía presupuesto para cumplirle a los miembros del Ejército.

“Es un tema muy interno del Ministerio de Defensa que no se puede en ese momento, pero ellos están claros de que tienen que cumplir, porque eso fue un compromiso que se hizo”, abundó Rodríguez Mella, quien es el encargado de recibir y canalizar las demandas de los grupos que protestan frente al Palacio Nacional. 

Mejía elogió el trabajo que hicieron los veteranos en Irak, pero señaló que a ellos les fue muy bien porque fueron ascendidos y se les dio visa. 

Ese dinero correspondía a los viáticos de 700 dólares que debieron pagarles por cada mes de servicio en tierras extranjeras. Han dicho que el Estado también les adeudan otro monto por concepto de salarios.  

El presidente Mejía autorizó el envío de 602 militares a Irak entre abril de 2003 y febrero de 2004 como parte de la Fuerza de Tarea Quisqueya I y la Fuerza de Tarea Quisqueya II para apoyar la intervención norteamericana en ese país, que terminó derrocando al dictador Sadam Huseín.