Se entregó ayer un hombre acusado de conducir el carro que le provocó las heridas mortales, al atropellarlo, a un prospecto de béisbol cuando intentaba cruzar la marginal de la avenida Monumental, en Santiago de los Caballeros.

Se trata de Eduardo Enrique Guzmán Valdez, quien alegadamente conducía el Porsche Panamera, negro, placa Z004178.

El hombre, luego de dejar a Imanol Mercado Cruza abandonado tras chocarlo, se presentó a la Casa del Conductor, desde donde fue enviado a la sede de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), para fines judiciales. 

El joven, hijo de la periodista y compositora Miriam Cruz, falleció en la sala de cirugías del hospital regional universitario José María Cabral y Báez, donde fue llevado por paramédicos del 9-1-1 tras ser atropellado.

El menor de edad fue impactado por el  carro de alta gama cuando se dirigía a sus prácticas de béisbol.

Testigos narraron que el vehículo salió a muy alta velocidad de una estación de combustible, ubicada en la referida vía. El conductor escapó del lugar dejando a Mercado Cruz tendido en el pavimento. 

Los restos del prospecto son expuestos en la funeraria Blandino de Santiago.