Un juez impuso este viernes arresto domiciliario e impedimento de salida como medida de coerción a Yendry Rojas Santana, la mujer que atropelló con su vehículo a tres personas el pasado sábado, dos de los cuales fallecieron.

La mujer enfrentaría una pena máxima de tres años de prisión, explicó el abogado César Amadeo Peralta, al precisar que la Ley 63-17 sobre Tránsito y Movilidad, en materia de sanciones es buena, sin embargo, en materia penal por crímenes, heridas o mutilaciones no cuenta con sanciones ejemplarizantes.

«Es injusto para las víctimas y para sus familiares, el hecho de que una o varias personas fallezcan por la imprudencia y culpa de otros y que la pena mínima sea de 3 años. No importa si el conductor del vehículo estaba borracho o bajo los efectos de cualquier sustancias, no importa si tiene o no licencia, no importa si no tiene seguro el vehículo, tampoco importa si el conductor no sabe manejar, no importa si el vehículo es robado, no importa si tiene o no placa, no importa a cuantas personas haya matado con el vehículo, al final de cuentas tenemos una ley que no provee ninguna de esas situaciones para agravar la pena más de 3 años», manifestó.

El jurista abogó por qué dicha ley sea modificada para que cuente con sanciones severas ante estos casos.

Peralta agregó que el artículo 303, párrafo 5 de la ley 63-17 otorga impunidad cuando se comete un crimen simulando ser un accidente, ya que esa modalidad de sicariato sí es utilizada y no tiene ninguna sanción severa.

Los hechos

La mujer involucrada no tiene licencia de conducir, revelaron sus familiares.

Rojas Santana, quien se encuentra en el país de vacaciones ya que reside en el exterior, solo portaba un carnet de aprendizaje que adquirió hace varios días.

La mujer impactó con el vehículo Honda Civic, color negro, a los tres hombres mientras intentaba huir de un accidente de tránsito que habría tenido previamente en la calle Osvaldo Bazil, antigua calle 11 del sector Villa María.

Rojas Santana fue detenida por agentes de la Policía tras esta dejar inmóvil el vehículo tras chocarlo en un callejón del sector Guachupita.

Familiares de Samuel Ozuna, una de las víctimas, pidieron a las autoridades hacer justicia.