El Ministerio de Salud Pública notificó este miércoles la detección del quinto caso de viruela símica en el país.

Se trata de un hombre de 39 años, residente en Santo Domingo, que por motivos laborales se desplaza por toda la zona fronteriza.

El paciente se encuentra recibiendo tratamiento en el Hospital Militar Ramón de Lara.

Hace aproximadamente siete días, el hombre sintió el inicio de la sintomatología con cefalea, fiebre y dolor articular.

«El mismo día, le empezaron las lesiones vesiculares en región de la cara, que emigraron hacia miembros inferiores, espalda, tronco y generalidad, actualmente, del cuerpo», detalló el infectólogo tratante, Joel Ureña.

Al día de hoy, el paciente ya no presenta fiebre ni cefalea, pero sí lesiones vesiculares activas en su piel.

El tratamiento es sintomático, a medida que evoluciona satisfactoriamente.

Las autoridades sanitarias aún investigan el origen del contagio, suponiendo que al igual que los otros cuatro casos anteriores, se debió a un contacto con personas del extranjero.

Con relación al paciente de 22 años notificado la semana pasada, el doctor Ureña dijo que cursa el día 13 de observación y ya no presenta lesiones activas en el cuerpo.

«Las (lesiones) que se encontraban en fase de costra ya están en resolución y el paciente al día de hoy, no presenta lesiones nuevas ni sintomatología», amplió Ureña.

El joven se mantiene aislado en espera del cumplimiento de los 21 días reglamentarios de observación.

Con relación al caso de La Vega que estaba bajo estudio, este fue descartado al arrojar resultado negativo.

-Vacunas en proceso- 

El viceministro de Salud Colectiva, Eladio Pérez, anunció que el Ministerio de Salud está en contacto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para gestionar la adquisición de vacunas contra la viruela símica.

«Hemos optado por la vía de la Organización Panamericana de la Salud para protocolizar todo lo que es el tratamiento de la viruela símica y hasta ahora tenemos una respuesta favorable», dijo Pérez, aunque no especificó en qué llegarían las vacunas ni la cantidad.