Los socorristas no pueden estimar el tiempo que durarán para rescatar a los dos obreros que permanecen atrapados debajo de la tierra desde el pasado domingo en la mina Cerro de Maimón, en la provincia Monseñor Nouel, debido a la vulnerabilidad del terreno y a las condiciones climáticas.

Sin embargo, ejecutivos de la Corporación Minera Dominicana (Cormidom), cuya empresa tiene la concesión para explotar cobre y zinc en dicho yacimiento, aseguraron que no escatimarán recursos financieros ni humanos para el rescate de Carlos Yépez Ospina (colombiano) y  (dominicano).

Paul Marinko, presidente de la empresa, informó que están trabajando en la construcción de dos túneles para el rescate de ambos trabajadores.

Explicó que mientras van excavando están colocando arcos en acero, para fortalecer la tierra y garantizar las vidas de los mineros, así como de los socorristas.

“Este proceso es mucho más lento que los métodos tradicionales de minería, sin embargo es necesario para lograr la resistencia del túnel”, señaló el ejecutivo.

En dichas labores, dirigidas por especialistas canadienses en rescate minero de Moran Mining Group, trabajan 70 socorristas de distintos organismos tanto públicos como privados.

El presidente de la minera también destacó que cuentan con el apoyo y la asesoría del Ministerio de Energía y Minas, la Dirección General de Minería, el Ministerio de Trabajo, socorristas del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), el Equipo Humanitario de Rescate del Ministerio de Defensa y la Defensa Civil provincial.

“Estamos aplicando los protocolos internacionales establecidos y por los cuales nos regimos en Cormidom para este tipo de casos, como nuestro plan de asistencia y respuesta. Hemos trabajado en el estudio de la zona y en la elaboración del plan. Actualmente, estamos enfocados principalmente en labores de rescate”, dijo Marinko.