Luego de meses de especulaciones, el dominicano Juan Soto finalmente fue cambiado ayer junto a Josh Bell desde los Nacionale a los Padres por el torpedero C.J. Abrams, el lanzador zurdo MacKenzie Gore, el primera base Luke Voit, el jardinero Robert Hassell III, el jardinero James Wood y el lanzador derecho dominicano Jarlin Susana.

Soto pasó del peor equipo de la Liga Nacional a un sólido contendiente ahora, que ocupa el segundo comodín en la Liga Nacional, y unirá fuerzas con sus compatriotas Manny Machado y Fernando Tatis Jr. mientras los Padres intentarán hacer una carrera profunda en los playoffs.

Aunque la llegada de Soto no convierte a los Padres en los favoritos para ganar la Serie Mundial en 2022, podría decirse que los convierte en los primeros favoritos para 2023 y posiblemente también para 2024. Los Padres ya tienen a Machado firmado hasta 2028 (aunque tiene una opción de exclusión disponible después de la próxima temporada) y a Tatis Jr. hasta 2034.

El siguiente paso es asegurar a Soto más allá de 2024. Se sabe que US$ 440 millones por 15 años no fueron suficientes para mantener a Soto en Washington, pero cualquiera que sea la cantidad en dólares que termine siendo, debe creer que San Diego estará dispuesto a pagarlo, considerando todo el talento que cedieron para obtenerlo a él.