El Día Mundial del Cerebro se celebra cada 22 de julio desde el 2014 con el fin de concienciar sobre la importancia de la salud de uno de los órganos más importantes del cuerpo, educar sobre la prevención de las enfermedades que le afectan y apostar por el acceso equitativo a los recursos, tratamiento y rehabilitación de los pacientes neurológicos.

La Federación Mundial de Neurología (WFN por sus siglas en inglés) elevó su voz para promover la necesidad de crear conciencia sobre el potencial, riesgos y enfermedades del cerebro.

El cuidado del cerebro es uno de los ejes centrales de la campaña del Día Mundial del Cerebro 2022, que se centra en la concientización, prevención, promoción, educación y acceso. De esta manera, esta jornada se celebra bajo el lema “Salud cerebral para todos”.

¿Qué hacer para cuidarlo?

«El cerebro humano consta de 100.000 millones de neuronas que son capaces de realizar más de 10 billones de conexiones (sinapsis) gracias a las cuales podemos hablar, leer, escribir, pensar, aprender, sentir, respirar, comer o movernos. Sin nuestro cerebro, que es el órgano más complejo del ser humano, perderíamos nuestra esencia como seres humanos, por lo que las enfermedades neurológicas tienen un fortísimo impacto en nuestra salud general y prevenirlas debe ser una prioridad”, asegura el presidente de la Sociedad Española de Neurología.

Aquí algunas recomendaciones para mantener la salud de este órgano tan esencial:

  • La alimentación saludable es fundamental, con una dieta rica en frutas, verduras, vegetales y pescados, favoreciendo el transporte de oxígeno y nutrientes para su correcto funcionamiento.
  • Mantenerse activo desde el punto de vista cognitivo, mediante juegos de memoria, rompecabezas, elaboración de pasatiempos (crucigramas, sopa de letras, Sudoku).
  • Hacer ejercicios o alguna actividad física regularmente.
  • Controlar los factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión, el azúcar en la sangre, consumo de drogas y cigarrillos.
  • Controlar el estrés, la ansiedad y la depresión. Buscar ayuda especializada.
  • Mantener la interacción social, estrechando vínculos con la familia, amigos y el entorno laboral, así como participar en actividades de esparcimiento (eventos sociales, recreativos, deportivos) para un desarrollo psicológico saludable.

Enfermedades más comunes del cerebro

Se estima que un 13% de las causas de enfermedades a nivel mundial están vinculadas con enfermedades neurológicas y trastornos mentales.

Los problemas de salud causados por estas enfermedades son generalmente subestimados y es por ello que se debe promover los cuidados preventivos del cerebro en la población, generando conciencia sobre estas enfermedades «silenciosas», al pasar desapercibidas. Nombramos algunas de las más comunes:

Migraña

Una de las enfermedades neurológicas más comunes es la migraña, que afecta a millones de personas, pudiendo generar discapacidades graves o moderadas, dependiendo de su intensidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha catalogado a la migraña como la sexta causa de incapacidad, afectando la funcionalidad de las personas.

Accidente cerebrovascular

Son el resultado de un coágulo de sangre alojado en el cerebro que bloquea el suministro sanguíneo local, afectando el tejido cerebral cercano.

Enfermedades neurodegenerativas

Son causadas por la degeneración gradual de neuronas individuales, afectando el control del movimiento, la memoria y la cognición. Entre ellas destacan el Alzheimer, Mal de Parkinson, la Esclerosis Múltiple, enfermedad de Hungtinton.

Trastornos mentales

Comprenden patrones particulares del funcionamiento de la psique, vinculados con la función mental y somática. Entre los trastornos mentales podemos mencionar la depresión clínica, la esquizofrenia, el trastorno bipolar y el trastorno de estrés post-traumático.

Enfermedades infecciosas

Estas enfermedades son causadas por virus y bacterias, siendo las más comunes: meningitis, enfermedad de las «vacas locas», encefalomielitis.

Enfermedades congénitas

El Síndrome de Down constituye la enfermedad congénita más emblemática. Caracterizada por la alteración del desarrollo neuronal por factores genéticos, consumo de drogas, deficiencia nutricional y enfermedades infecciosas durante el embarazo.

A pesar de haber aumentado los niveles de expectativas de vida del ser humano en las últimas décadas, debemos mantener nuestro cerebro saludable en la etapa de la vejez. Es muy importante el consumo de nutrientes (aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales), para optimizar la función cognitiva en esa etapa de vida.