El escenario político está listo para las elecciones del 2024, las principales organizaciones partidarias han dado los primeros pasos con miras a ser la fuerza política que gobierne los destinos del país en el próximo cuatrenio y el oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM) va a salir a las calles con el objetivo de que Luis Abinader vuelva a ser el presidente del páis.

Dirigentes del PRM, de los partidos de oposición y politólogos se han referido al respecto, unos defendiendo el accionar del mandatario y otros calificándolo como “desenfocado” por considerar que no es el momento para ello.

Para el vicepresidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Héctor Guzmán, el discurso del mandatario estuvo desenfocado de la actividad en que se desarrolló y de la situación de crisis en que vive el país.

Aseguró que el discurso se convirtió en una especie de proclamación de una candidatura por la repostulación presidencial y no en un acto de juramentación institucional de nuevas autoridades del PRM.

“Hoy podemos asegurar que nadie sabe qué dijeron el presidente y el secretario general del PRM, qué van a hacer por ese partido. Nadie absolutamente nadie lo sabe”, sostuvo el dirigente perremeísta.

Mientras que el politólogo Henry Blanco Castillo señaló que si el presidente y el gobierno apuestan a la reelección deben convencer a la población de que su modelo de gestión gubernamental es diferente a otros que han sido incapaces de frenar la pobreza, la inseguridad y, en muchos casos, no han sabido qué hacer con los precios de la canasta familiar, ya que se comprometieron hace dos años con que iban a resolver esa problemática.

En septiembre del año 2021, Abinader destacó que en “un año y medio” iba a evaluar la posibilidad de reelegirse, pero a tan solo nueve meses de haber expresado ese planteamiento el mandatario dejó claro el mensaje al exhortar a los dirigentes del PRM a salir a las calles a defender el Gobierno y a decirle a la gente que “no miren para atrás”.

Al hablar en el acto de cierre de la entrega de certificados a las autoridades electas del PRM, los dirigentes de esa organización vociferaban “cuatro años más” y el mandatario señaló que con la renovación de la dirección del partido le permitirán “un nuevo período de cuatro años”.

En ese sentido, el politólogo dijo que su adelanto a la reelección obedece a la “carencia de un proyecto estratégico político reeleccionista”.

“El presidente solo puede convencer a la población de una reelección apresurada cumpliendo con sus promesas y haciéndolo bien”, destacó Blanco Castillo.

Éste destacó que, debido a la falta de una estrategia clara de continuidad de gestión, Abinader no ha podido en el escenario político “definir su opositor principal y sus aliados favoritos”, esto refiriéndose a los principales partidos de oposición como el de la Liberación Dominicana (PLD), Revolucionario Dominicano (PRD) y la Fuerza del Pueblo (FP).

“Un día considera al presidente Leonel como su opositor principal y otro día al presidente Danilo como su opositor principal”, manifestó el politólogo.

Durante su reciente aparición en la entrega de los certificados del PRMAbinader en su discurso instó a que sus dirigentes salgan, defiendan la obra de su Gobierno y les exhorten a las personas en las calles a que “no miren para atrás”, esto refiriéndose a la pasada gestión del PLD.

sobre este particular Blanco Castillo dijo que el presidente Abinader debe cumplir las promesas de campaña electoral y no estar “echándole la culpa a gobiernos pasados”, ya que ha pasado el tiempo para justificar lo que se ha resuelto y lo que no.

“Dos años son suficientes para resolver los precios de la canasta familiar, la inseguridad ciudadana, el salario de los policías como parte de la reforma policial y la creación de empleos. Cumplir con esas promesas debía ser la prioridad de gobierno y no estar pensando en reelección destiempo”, sostuvo el politólogo.

Sobre este aspecto también se refirió el vicepresidente del PRD, Héctor Guzmán, y destacó que descalificar y utilizar calificativos negativos contra los partidos de oposición luce “desenfocado” de la situación de crisis en que vive el país y dijo que esto demanda la unidad y el consenso de todos los sectores para enfrentarla con éxito.

“El gobernante (Luis Abinader) en situaciones de crisis es el más llamado a liderar un proceso de unidad del país y a garantizar la gobernabilidad, apelar a culpar a las autoridades del pasado por las deficiencias del gobierno en algunas acciones como lo han hecho funcionarios del gobierno en varias ocasiones y ahora decir que no se mire para atrás, no es correcto”, subrayó Guzmán.

Aseguró que el presidente está en la obligación de rendir cuentas ante el pueblo que votó por él sobre lo prometido y comparar con lo ejecutado en lo que lleva de gobierno, por lo que considera fue un error a dos años de gobierno hacer ese discurso.

“En vez de unir, divide a los dominicanos y así no es posible sortear con éxito la crisis generada por la pandemia y agravada por la crisis entre Ucrania y Rusia”, destacó el dirigente político.

De su lado, el miembro del Comité Político del PLD, Yvan Lorenzo, dijo que las palabras del presidente Abinader se dan a razón de la salida a las calles del presidente de ese partido, Danilo Medina, a captar más militantes y por eso ha exhortado a los dominicanos a no mirar para atrás ya que le “teme” a que los dominicanos puedan recordar las obras que se realizaron en los gobiernos peledeístas.

Dijo que el Gobierno de Abinader parece una “guagua anunciadora” ya que va a todas las provincias a dar el primer picazo de las obras y en muchos casos solo a hacer el anuncio y luego no “hace más nada”.

Oficialismo se defiende

Al ser abordado sobre si el partido de Gobierno inició la campaña con miras a la reelección, el consultor Jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta, indicó que el PRM no está en campaña y que oportunamente se demostrará eso.

Aseguró que el llamado que se le ha hecho a los dirigentes de la organización es a trabajar a lo interno, en la reorganización «normal y natural».

Sostuvo que el llamado del presidente Abinader a los perremeístas de que salgan a las calles no forma parte del inicio de la precampaña electoral, sino que es un derecho legal que los partidos tienen de trabajar con su militancia durante el tiempo que se considere pertinente.

El consultor Jurídico explicó que la Junta Central Electoral (JCE) prohíbe la campaña electoral hasta un tiempo determinado, pero que el trabajo organizativo hacia lo interno de los partidos es una alternativa que siempre está abierta.

«Los mismos partidos de oposición andan juramentando miembros semanal y eso es una actividad normal», señaló Peralta.

Mientras que el vicepresidente del Senado y dirigente del PRM, Santiago Zorrilla, aseguró que el presidente no habló de una reelección durante la entrega de certificados a las autoridades electas de ese partido, pero que el pueblo dominicano lo quiere cuatro años más.