Este domingo doce de junio, se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, con la finalidad de generar conciencia sobre la magnitud del fenómeno y sumar esfuerzos para erradicar, denunciar la explotación infantil que se llevada a cabo en varios países , donde los niños son obligados a trabajar, negándoles todo derecho a la educación, la salud y una vida plena que le permita su desarrollo y bienestar integral.

Celebración que es una oportunidad para fomentar y coordinar las iniciativas en favor de los infantes junto a distintas organizaciones, el trabajo infantil no solamente pone en riesgo a los menores de edad, también representa una violación al derecho internacional y a las legislaciones nacionales.

Uno de los principales objetivos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) fundada en el año 1919 fue la de abolir el trabajo infantil, adoptando y supervisando los estándares laborales de edad mínima, que debería coincidir con la edad en que cesa la obligatoriedad de ir a la escuela.

De acuerdo a un estudio realizado por UNICEF, se estima que aproximadamente más de 150 millones de niños y adolescentes son forzados a trabajar.

Las cifras registradas por la Organización Internacional del Trabajo son bastante preocupantes, ya que casi 8 millones de ellos desempeñan roles domésticos, siendo niñas en su mayoría.

Cada año, el Día Mundial contra el Trabajo Infantil se centra en un tema principal, alrededor del cual se concentran todas las acciones.

Para 2022, el tema principal es: «Protección social universal para poner fin al trabajo infantil» con el objetivo de conseguir que se invierta más en los sistemas de protección social para luchar contra esta lacra.