El presidente de la República, Luis Abinader, lanzó este jueves un operativo conjunto entre la Policía Nacional y los miembros de las Fuerzas Armadas que iniciará esta tarde para el combate a la delincuencia y los instruyó actuar «con respeto a los derechos humanos, pero con firmeza».        

Dijo que los golpes que se le han dado al narcotráfico durante su gestión también han incrementado el microtráfico y los hechos delictivos en los barrios.

«Quiero decirles que confío plenamente en las actuaciones de la Policía Nacional y sé que van a actuar en respeto a los derechos humanos, pero con la firmeza que se necesita en estas circunstancias. Les pido a aquellos que están actuando en nuestros barrios y nuestros sectores llevando intranquilidad que lo hagan y se entreguen de una manera pacífica, porque si no se les va a buscar donde estén», advirtió Abinader.                            

El mandatario reconoció que en las últimas tres semanas ha habido un aumento significativo en los robos y asaltos en el país lo que atribuyó a los efectos de la reapertura luego de la pandemia, lo que dice ha generado un crecimiento en los hechos delictivos en todos los países.   

Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
Infografía
  • Facebook
  • Twitter
anterior
  • Facebook
  • Twitter
siguiente
  • Facebook
  • Twitter

Sobre el operativo, cuya cantidad de miembros a desplegar no especificó, dijo que se utilizará alta tecnología e inteligencia delictiva que ya se tiene levantada y se continuará compilando.                                                                    

«Los primeros derechos humanos que tenemos que respetar son los de nuestra gente seria y honesta que necesitan caminar tranquilos por nuestras calles y estar seguros en nuestras casas. Seguiremos esta operación hasta que sea necesario y si tenemos que incrementar la vamos a incrementar», sostuvo el presidente al afirmar que no escatimará esfuerzos para garantizar la paz en momentos en que República Dominicana se encuentra en proceso de recuperación de la pandemia del COVID-19.     

Abinader habló previo a encabezar una reunión del Consejo Superior Policial en la sede de esa institución, en la que se trata sobre la aprobación de reglamentos de aplicación de la Ley Orgánica de la Policía Nacional.                     

Abinader llegó al Palacio de la Policía Nacional a las 8:31 de la mañana y fue recibido en la parte frontal por el ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez y el director general de la Policía Nacional, mayor general Eduardo Alberto Then.   

Le acompañaron también los comandantes generales del Ejército, mayor general Julio Ernesto Florián Pérez; de la Armada, vicealmirante Ramón Gustavo Betances y de la Fuerza Aérea, general Leonel Amílcar Muñoz Novoa, así como el presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), vicealmirante José Manuel Cabrera Ulloa, el comisionado ejecutivo para la reforma de la Policía, José Viña del Castillo y miembros de la plana mayor de la Policía.                     

Es la segunda vez que Abinader preside un encuentro del Consejo Superior Policial, el cual se reúne periódicamente para tratar diversos asuntos concernientes a ese cuerpo y que suelen ser encabezadas por los titulares o representantes del Ministerio de Interior y Policía, la Procuraduría General de la República y el propio director general de la Policía Nacional.                                                         

La pasada sesión del Consejo en que estuvo el gobernante se  llevó a cabo el 24 de febrero de este año y fue la primera vez que un presidente de la República asiste a ese tipo de reuniones.                                                    

En esa ocasión a su salida el jefe de Estado informó que habían sido aprobados varios reglamentos de aplicación de la Ley Orgánica de la Policía Nacional, entre ellos el de uso de la fuerza por parte de los agentes en sus actuaciones.                                    

La actual reunión del Consejo Superior Policial se produce en momentos en que la Policía Nacional atraviesa por una crisis de credibilidad y cuestionamientos públicos a causa de una serie de muertes de personas bajo su custodia en las que han sido vinculados, la frecuente ocurrencia de hechos delictivos en contra de ciudadanos en distintas zonas del país y mientras se encuentra inmersa en un proceso de reforma del cual el presidente de la República ha dicho en varias ocasiones que existe la voluntad política para realizarlo.         

Recientemente se instalaron cámaras de vigilancia en unidades patrulleras de la Policía, se anunció el incremento de los militares que apoyan las labores de seguridad ciudadana en Santiago y al menos 12 presuntos delincuentes han caído abatidos a manos de agentes de esa institución en alegados enfrentamientos.