El productor Raphy Pina fue sentenciado este martes a 41 meses de prisión por posesión ilegal de armas y municiones.

De acuerdo a una publicación del diario puertorriqueño El Nuevo Día, Pina debe pagar también una sanción de $150,000. A su salida de prisión, está sujeto a una probatoria de 3 años. Todas sus propiedades están sujetos a registro ante la sospecha de actos delictivos.

Pina acudió al tribunal acompañado de su pareja, la cantante Natalia Gutiérrez, mejor conocida como Natti Natasha, y los tres hijos mayores del productor: Mía, Rafael y Antonio. Al tribunal también llegaron unos 22 familiares y allegados, entre ellos el artista urbano y socio de Pina Nieves, Daddy Yankee.

“Hoy enfrento la situación más difícil que pueda enfrentar un ser humano: perder la libertad”, expresó Pina ante el juez federal Francisco Besosa previo a conocer su condena.

El productor pidió al magistrado que le permita volver a su casa para “ver caminar” a su hija.

Pina fue declarado culpable el pasado diciembre por posesión ilegal de armas y municiones. Enfrentaba dos cargos criminales por posesión de un arma de fuego modificada ilegalmente para disparar de forma automática y por posesión de armas de fuego por parte de una persona que fue convicta por un delito mayor.

Desde su veredicto, Pina se encontraba bajo restricción domiciliaria con un grillete.