El diputado dominicano Miguel Andrés Gutiérrez Díaz, quien enfrenta cargos de tráfico de droga en los Estados Unidos, no es competente para llevar a cabo el proceso judicial por problemas mentales.

De esta manera lo determinó un juez federal del Distrito Sur de la Florida, mientras el abogado Rafael Linares, quien dio a conocer la información, dijo que el legislador ha tratado de quitarse la vida en la cárcel y, además, ha probado materia fecal.

De acuerdo con el jurista, la defensa del legislador perteneciente el Partido Revolucionario Moderno (PRM) había pedido a la corte que Gutiérrez Díaz fuera sometido a una evaluación médica.

En el proceso, indicó, el diagnóstico de la psicóloga forense Carmen Rodríguez fue que el procesado presenta una enfermedad que lo imposibilita para llevar enfrentar el juicio.

Tras el resultado de la evaluación fue ingresado en un centro psiquiátrico, donde se deberá dar una opinión en torno a la salud mental, mientras que el juez que lleva el proceso tendrá que decidir si el acusado se mantiene bajo vigilancia médica o si por el contrario debe asumir el proceso, explicó la psicóloga.

Hasta el momento, el diputado dominicano es el único de cuatro acusados que hasta el momento no se ha declarado culpable, aunque se esperaba que lo hiciera.

En el proceso también está involucrado el hermanos de Gutiérrez, Miguel Emilio Gutiérrez Díaz, quien se declaró culpable al igual que Endy de Jesús Núñez Mármol y su hermano Danny Núñez Mármol.

La acusación señala que los cuatro acusados importaron miles de kilos de cocaína hacia el sur de la Florida y Nueva York.

Los hermanos Gutiérrez Díaz presuntamente habrían organizado varios envíos de droga, mientras que los Núñez Mármol supuestamente se encargaron de venderla.

De acuerdo con las autoridades estadounidenses la cocaína con la que trabajaba la supuesta red fue escondida en cajas transportadas dentro de embarcaciones presuntamente a nombre de Gutiérrez Díaz.

“En 2017, Miguel Andrés Gutiérrez Díaz organizó un cargamento de cocaína y adquirió una compañía para recibir contenedores usados para enviar paquetes de cocaína desde República Dominicana”, dice el documento judicial.