Este 20 de mayo de 2022 se celebra el Día Mundial de las Abejas, fecha que encuentra al sector apícola dominicano con grandes retos, entre los que están: tratar de que el hombre realice sus actividades sin poner en riesgo las vidas de las mayores polinizadoras de la tierra. Además, realizar un censo que permita saber cuántos productores tiene la República Dominicana. 

Asimismo, productores consultados entienden que el sector apícola necesita de créditos con bajas tasas de interés que permitan que el sector se desarrolle.

De acuerdo al director ejecutivo del Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario (FEDA), Hecmilio Galván, el sector apícola es uno de los priorizados por el FEDA en vista de que necesita apoyo, porque es altamente rentable y altamente beneficioso para la economía y para el medio ambiente.

“Las abejas son las que polinizan la mayoría de las plantas y con su polinización permiten la producción y la creación de frutos. O sea, que la producción agropecuaria, especialmente la frutícola, hortícola, en muchas áreas, dependen de la polinización”, señaló el funcionario, e informó que están desarrollando un nuevo proyecto para facilitarle crédito a los productos y para que las asociaciones puedan construir salas de extracción de la miel.

Para el propietario de Bayaguana Gold, una empresa dedicada a la venta de miel pura y orgánica, “el 20 de mayo es un día especial porque nos recuerda la importancia que tienen las abejas sobre nuestro mundo». «A veces ignoramos que la comida que nosotros tomamos en un supermercado de manera fácil, fuera imposible obtener la mayoría de ellas, si no fuera por las abejas”, dijo.

Jeffrey Senior, gerente de Bayaguana Gold, resaltó que es importante que todo el mundo tenga pendiente que no pudiera alimentarse, si no fuera por las abejas.

“La miel juega un papel fundamental en lo que es la alimentación. Sabemos que el principal endulzante que utiliza la humanidad es azúcar, pero al pasar del tiempo tiene ciertas implicaciones en la salud. La miel tiene la ventaja de darnos ese sabor dulce de los alimentos, pero sin perjudicar la salud”, argumentó.

Sobre el tema, las Naciones Unidas explican a través de una publicación, que las abejas y otros polinizadores, como las mariposas, los murciélagos y los colibríes, están, cada vez más, amenazados por los efectos de la actividad humana.

Apunta que la polinización es un proceso fundamental para la supervivencia de los ecosistemas, esencial para la producción y reproducción de muchos cultivos y plantas silvestres. Casi el 90 por ciento de las plantas con flores dependen de la polinización para reproducirse.

Asimismo, señala que el 75 por ciento de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización y el 35 de las tierras agrícolas mundiales. Asegura que los polinizadores no solo contribuyen directamente a la seguridad alimentaria, sino que, además, son indispensables para conservar la biodiversidad.

A juicio de Ricardo Caballero, gerente general de Miel Noelia, en la República Dominicana hay buenas intenciones con el sector apicultura, pero advierte que con buenas intenciones no se obtienen buenos resultados.

Entiende que en el país se debe enfatizar los cursos talleres para las buenas prácticas apícolas, para tener un buen manejo de apiarios y trabajar con las distintas asociaciones o cooperativas.