En el primer cuatrimestre del presente año la población dominicana ha sentido la inflación mayormente en los grupos alimentos y bebidas, vivienda, restaurantes y hoteles, transporte y servicios. 

Durante este periodo se han registrado alzas en el mantenimiento de viviendas; la energía eléctrica; alimentos como plátanos, pollo, limones, arroz y aceite; pasajes del transporte público y taxi; reparación de vehículos; plato del día de restaurantes, y hasta en el lavado y peinado del cabello y cortes de pelo. 

El Banco Central informó el domingo que la inflación acumulada del periodo enero-abril del 2022 se colocó en 3.78 %. En cuanto a la inflación interanual, medida desde abril de 2021 hasta abril 2022, se situó en 9.64 %. 

En las conclusiones publicadas anteayer por el equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI) que terminó la semana pasada una visita a la República Dominicana, la misión recomendó que, en el corto plazo, las prioridades de política del país deberían procurar garantizar el retorno de la tasa de inflación al rango meta y mantener una trayectoria descendente en la deuda pública, mientras se apoya a la población vulnerable contra el impacto de los choques globales.

El Banco Central ha implementado medidas para la normalización monetaria con el objetivo de contribuir a la convergencia de la inflación al rango meta de 4.0 % ± 1.0 % en el horizonte de política.

La institución ha explicado que la dinámica inflacionaria a nivel mundial se ha acelerado luego de la invasión de Rusia a Ucrania en febrero pasado, “hecho que constituyó un nuevo choque de oferta agregada global, justo cuando comenzaban a disiparse las presiones al alza de los precios derivadas de la pandemia del covid-19”.

¿Cuánto subieron?

En abril se produjo un incremento de la tarifa residencial del servicio de energía eléctrica en 9.07 %, dispuesto por la Superintendencia de Electricidad. Además, se registró alzas de precios de los servicios de agua potable (13.58 %), alquiler residencial (0.13 %), pinturas (1.79 %) y los servicios de mantenimiento de la vivienda 0.84 %.

En ese mes el Banco Central también reporta que hubo aumento de los precios de los servicios de comidas preparadas fuera del hogar, como el plato del día (1.23 %), el servicio de pollo (1.38 %), los servicios de víveres con acompañamiento (1.03 %) y jugos servidos fuera del hogar (1.09 %).

El pollo fresco subió (2.32 %), los ajíes (15.91 %), aguacates (13.93 %), agua purificada (2.41 %), carne de res (3.33 %), yuca (5.12 %), salami (1.95 %), aceite de soya (1.98 %) y arroz (0.68 %), entre otros.

Asimismo, subió el corte de pelo para hombre (0.84 %), lavado y peinado de pelo (0.47 %), y los artículos de cuidado personal como papel higiénico (2.10 %), jabón de baño (1.90 %), desodorantes (0.98 %) y pañales desechables (1.35 %), además de los seguros de salud (1.40 %) y celebración de eventos (3.23 %).