La Primera Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional le confirmó este miércoles la pena de 20 años a Gabriel Villanueva, quien había sido sentenciado en primer grado por la muerte de su expareja Andreea Celea.

La decisión fue adoptada por los jueces Dorys Pujols, Rafael Báez García y el voto salvado de la magistrada Carmen Mancebo.

En la sentencia, los jueces también aumentaron de cinco a diez años la indemnización por los daños y perjuicios a favor de los parientes de Andreea Celea.

Con esta decisión, los jueces rechazaron el recurso de apelación interpuesto por Villanueva en contra de la sentencia que le impuso un tribunal de primer grado en marzo del 2021, en la que lo declararon culpable de haber lanzado a Andreea Celea del octavo piso de un hotel de la capital.


El condenado pretendía que la corte ordenara un nuevo dictamen declarándolo inocente y en vía de consecuencias, lo absolviera del proceso. Alegó que se le violentaron sus derechos en el juicio de primera instancia y que la sentencia dictada en su contra contiene contradicciones.

La abogada Marlene Guerrero, quien defiende a Villanueva, dijo que segurá batallando y llevará el caso ante la Suprema Corte de Justicia. Afirmó que no le sorprendió el fallo de la Corte, pues considera que los jueces en todo el proceso han actuado por presión de los medios de comunicación.

Villanueva cumple su pena en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís.

Las víctimas
Los familiares de Andreea Celea también habían apelado. Entienden que en vez de los 20 años a los que sentenciaron a Villanueva, debieron dictársele 30, bajo el argumento de que la muerte de su pariente se trató de un asesinato porque fue un crimen premeditado.

El tribunal de primer grado estableció que hubo un círculo de violencia que tuvo un nexo causal con la muerte de Celea. Para sostener esta afirmación, los jueces se basaron en las declaraciones de varios testigos, presentados en juicio.

Sobre las evidencias del homicidio, el tribunal explicó que la caída del cuerpo indica que se trató de “un movimiento parabólico” y, por el lugar del impacto, se pudo establecer que hubo “una fuerza externa”, debido a que el cuerpo cayó en un lugar distante, y la única persona que estaba con Andreea en ese hotel era Villanueva. La muerte de Celea se produjo el 1 septiembre del 2018.