El Gobierno dominicano, representado por los ministerios De la Presidencia (Minpre), Relaciones Exteriores (Mirex), Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) y la Autoridad Portuaria Dominicana (Apordom), dejó abierta hasta el próximo 16 de mayo la convocatoria del proceso de precalificación de los candidatos para la licitación pública internacional del Proyecto de Rehabilitación y Ampliación del Puerto de Manzanillo, con una inversión de 100 millones de dólares a través de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La inversión estará distribuida en cuatro componentes que integran el programa, siendo el primero el de portuaria, al cual se le adjudica en monto de 46 millones de dólares para la financiación del puerto de carga, rehabilitación de la estructura básica del área logística, vialidad interna, seguridad perimetral y obras de protección para las áreas protegidas.

En tanto que, inversiones de conectividad es el segundo componente, con una partida de 44 millones de dólares para el mejoramiento de las carreteras que conectan con las áreas productivas del puerto; mientras que, el tercer y cuarto componente responden al fortalecimiento de la gestión portuarias y los aspectos socioambientales, con montos de seis y cuatro millones de dólares, respectivamente.

La presentación técnica estuvo a cargo de Lucía Cedeño, coordinadora de la Unidad Ejecutora del MOPC, institución responsable de la planificación, ejecución de obras y mantenimiento de las infraestructuras viales y portuarias contempladas en el proyecto.

Detalló que la obra incluye muros de celdas circulares de tablestacas de acero, viga perimetral de hormigón armado, bitas y defensas de cono, escudo de acero con revestimiento, pasarela de acceso desde la costa para circulación vehicular vinculada al muelle con amortiguadores, y sistema de iluminación, luces de navegación y comunicaciones alimentados con energía solar.

En cuanto a la infraestructura, la funcionaria detalló que, el nuevo puerto permitirá el atraque simultáneo de buques tipo Panamax y Postpanamax, con una longitud de 220 metros de largos por 40 de ancho y con una profundidad de 15 metros, unidos a tierra por un nuevo puente de aproximadamente 200 metros de longitud.

Katharina Falkner-Olmedo, representante del Grupo BID en el país, resaltó que, a través del proyecto de Rehabilitación y Ampliación del Puerto de Manzanillo, se busca apoyar en la mejora de la competitividad y el crecimiento socioeconómico de la zona noroeste de la República Dominicana, en consistencia con su Visión 2025, en términos de integración económica, cambio climático y género. 

Con ello promueve infraestructura adecuada y servicios logísticos y portuarios confiables y asequibles; y fortalece la resiliencia de las infraestructuras portuarias. Asimismo, “favorece la integración económica, estimula el acceso a mercados de exportación; y en género, aporta capacitaciones para colaboradores del sector público portuario en temas de igualdad de género y diversidad, fomentando su inclusión laboral”.

De su lado, Jean Luis Rodríguez, director ejecutivo de la Autoridad Portuaria Dominicana, agradeció al BID por el apoyo, y se refirió a su compromiso de administrar de forma eficiente la futura terminal logística, buscando atraer inversiones del sector privado en áreas estratégicas que contribuyan al desarrollo económico y social de la zona.

“Manzanillo tiene la vocación de convertir a la República Dominicana en un hub, no solo logístico, sino industrial y de comercio para la región. Es nuestro compromiso, regido por la visión del presidente Luis Abinader, explotar el potencial geográfico, estratégico y las condiciones naturales para hacer de este puerto el más importante centro de distribución para Centroamérica y el Caribe, generando empleos, captando inversión extranjera, además de nuevas exportaciones originadas en el sector agroindustrial y zonas franca de la región noroeste del país”, expresó Rodríguez.

En tanto que, el viceministro para Asuntos Económicos y Cooperación Internacional del Mirex, Hugo Rivera, resaltó la importancia de la transparencia y la igualdad de condiciones en la participación de esta licitación internacional, así como la relevancia que otorgará a la provincia de Montecristi la construcción del puerto de Manzanillo y los beneficios a sus comunitarios y zonas aledañas.

“Nuestra política exterior de gobierno incluye como uno de sus pilares la promoción de las exportaciones y la producción extranjera. Esto sin duda traerá una mayor competitividad en el área de las exportaciones y una atracción de inversión a una zona que, geográficamente la necesita, y que se beneficiaría además a través de la logística, negocios binacionales”, indicó Rivera.

Mientras que, Carmen Minaya, directora de Gabinete del Minpre, valoró que el desarrollo del puerto de Manzanillo “es vital para posicionar a la República Dominicana en los más altos niveles de competitividad a nivel de toda la región, generando un desarrollo sostenible para la zona y múltiples empleos directos e indirectos para los habitantes”, a través de zonas francas, industrias y centros logísticos.

De su lado, Joel Ramírez, asesor legal del Minpre, adelantó que serán tituladas más de 700 familias en la comunidad de Pepillo Salcedo, bajo la coordinación de la Unidad Técnica Ejecutora de Titulaciones de Terrenos del Estado, mientras que “el Programa de Proyectos Especiales de la Presidencia, trabajarán en la construcción de aceras y contenes, un cementerio y una funeraria municipal, y el Infotep, formará a las personas que estarán prestando sus servicios en estas nuevas industrias y nuevos proyectos”.

Asimismo, recordó que el Ministerio de Energía y Minas actualmente lleva a cabo una licitación pública internacional para nueva generación eléctrica para la instalación de una planta de 800 megawatts a gas natural, así como una terminal de gas natural, y para manejo de otros combustibles en la región.

En la actividad, realizada en el Centro de Convenciones de la Cancillería, participaron Carmen Minaya y Joel A. Ramírez, por el Minpre; embajadores y representantes consulares de países miembros del BID; organismos gremiales tanto nacionales como extranjeros; el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep); la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) y la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AmchamRD), entre otros.