Dos reclusas que cumplen condena en Edna Mahan, la única prisión estatal para mujeres de Nueva Jersey, al noreste de EEUU, quedaron embarazadas después de tener relaciones sexuales consentidas con una interna transgénero, según informaron diversos medios locales.

Las autoridades del centro penitenciario no han revelado las identidades de las presas. Fueron «relaciones sexuales consensuadas con otra persona encarcelada», manifestó el Departamento de Correcciones (DOC) del estado a NJ Advance Media.

Dan Sperrazza, director ejecutivo de asuntos externos del DOC, señaló que las investigaciones del caso se encuentran en curso. De momento, no está claro en qué etapa del embarazo están las dos reclusas.

En 2021, Nueva Jersey promulgó una ley para permitir que los presos y las presas sean alojados y alojadas de acuerdo con su identidad de género preferida. Ésta fue parte de un acuerdo de una demanda de derechos civiles presentada por una mujer obligada a vivir en prisiones para hombres durante 18 meses.

Hay más de 900 reclusas, incluidas 27 mujeres transgénero, en el centro correccional Edna Mahan, que no requiere que las mujeres trans se sometan a una cirugía de reasignación de género para poder alojarlas allí.