Miguel Ángel Cabrera (Migue) es señalado como un peligroso homicida. En marzo del año pasado supuestamente mató a dos hombres en Los Alcarrizos, y dejó un tercero convaleciente, y aunque fue enviado a la prisión, no completó siete meses preso, ya que por un «supuesto error» las autoridades de la Penitenciaría de La Victoria, lo pusieron en libertad en diciembre pasado.

El expediente por el que fue sometido indica que Miguel Ángel Cabrera se encontraba en el centro de bebidas alcohólicas “Undergroup” de Los Alcarrizos, cuando se vio envuelto en una discusión con los nombrados Jorman Ramírez González y Cristian Estarlin Medina Solis.

En medio de la trifulca, dicen los fiscales, Miguel Ángel Cabrera sacó un arma de fuego y mató a sus dos adversarios. En el acto también hirió a Rafael Antonio Concepción y luego se dio a la fuga.

Este hecho ocurrió a las 2:30 de la madrugada del 8 de marzo de 2021 y Miguel Ángel Cabrera se mantuvo huyendo de la policía hasta que fue capturado el 23 de mayo del mismo año y puesto a disposición de la justicia.

Inicia el proceso judicial
Cuando le conocieron coerción en mayo de 2021, a Miguel Ángel Cabrera (Migue) le impusieron prisión preventiva en La Victoria, mientras el Ministerio Público terminaba su investigación.

Luego de la coerción, intentaron conocer varias audiencias a las que el imputado no era trasladado. Esto puso en alerta a los parientes de las víctimas, quienes pidieron a un juez poner en causa a las autoridades de La Victoria para que dieran una explicación del porqué el imputado no era trasladado a ningunas de las vistas.

La directora de La Victoria, Yeni Olga Hernández Rosario, explicó que el imputado tenía dos procesos abiertos (uno por droga y el otro por el doble homicidio). Dijo que aunque el imputado tenía el mismo nombre, sus apellidos eran diferentes. Es decir, aparecía como Miguel Ángel Cabrera y Miguel Ángel Mota.

En el proceso por droga, en el que estaba identificado como Miguel Ángel Mota, al imputado le favorecieron con una variación de coerción, y sin percatarse de que aparecía con otro nombre, «fue despachado erróneamente», explicó la directora de La Victoria.

Dictan orden de arresto
Este viernes, el Séptimo Juzgado de la Instrucción de Santo Domingo Oeste, que conoce la audiencia preliminar de este caso, declaró en rebeldía al imputado y ordenó su arresto, explicó el abogado Orlando Vegazo, quien representa a los parientes de una de las víctimas.

El togado no cree la versión de que el sistema de la cárcel falló.

“Para mí esto no fue una falla del sistema sino una complicidad de algunas autoridades de La Victoria”, expresó Vegazo, quien pidió a las autoridades de la Procuraduría General de la República poner atención a lo que pasa en ese penal.

“Nada coincide, sencillamente ellos dicen que fue una confusión, que a él le llegó una libertad por otro proceso y ellos lo pusieron en libertad, lamentable tenemos un sistema deficiente y eso ha pasado en muchas ocasiones en La Victoria”, resaltó el abogado.