Continúan las dificultades en los centros educativos públicos por la falta de maestros, a pesar de que hace más de un mes que finalizó el concurso de oposición docente, pero todavía el Ministerio de Educación no ha nombrado a los postulantes que lograron una plaza para ingresar al sistema.

Decenas de escuelas de todo el país reportan a sus Distritos Educativos la situación y en muchos casos han decidido dejar de impartir docencia porque los docentes no pueden asumir la totalidad de los cursos.

Un ejemplo es el Liceo Luis Manuel Lazala María, ubicada en Cotuí, provincia Sánchez Ramírez donde fueron cancelados 10 maestros contratados y solo han nombrado dos de los que ganaron una plaza en el concurso. La falta de 8 maestros imposibilita que se pueda impartir clases normales.

Ante la imposibilidad de asumir los cursos que no tienen profesores, no se impartió docencia ayer martes cinco de abril y el reinicio en el día de hoy está sujeto a la llegada de los docentes faltante.


En una carta enviada por los profesores a la directora del centro educativo, Carmen Peña Reyes, y a la Asociación de Padres y Madres de la Escuela, solicitan a las autoridades educativas resolver esta situación que altera el desarrollo de los niños y perjudica la vida de las familias del centro educativo.

Reanudaremos las clases este 6 de abril y esta medida estará sujeta a la llegada a primera hora de los 8 maestros faltantes, espacio dejado por los maestros contratados que, de un total de 10 que teníamos, solo hemos recibido dos, lo que vuelve insostenible el desarrollo normal de la docencia en ese escenario, si los docentes faltantes no llegan, recibiremos a los estudiantes hasta las 10 de la mañana”, expresa la carta.

La carta está firmada por los maestros Vicente Miguel Vicioso Arias, Melvin Rodríguez, Rosanni Mercedes Pimentel Díaz, Ana Yanery Rodríguez y Pedro Pablo Aquino Martínez.

Esta situación también está afectando la docencia en las escuelas del Distrito municipal Zambrana, en Cotuí, donde se registraron protestas de los padres, estudiantes y maestros para que las autoridades nombren el personal faltante.