La jueza Francisca Pichardo, de la  Oficina de Atención Permanente de Sánchez Ramírez, impuso tres meses de prisión preventiva como medida de coerción a un hombre, acusado de matar a machetazos a dos niños, así como de herir a dos adultos y a otro menor de edad.

La magistrada Pichardo impuso la sanción contra José Hernández Sánchez (Joselito), el asesino de Cevicos, de 50 años.

El imputado es señalado como el responsable de la muerte de una bebé de 11 meses y un infante de tres años. Asimismo, de herir a la gemela de la niña y sus padres, identificados como Reginal Imprevil y Esther Fenalus.

Reginal Imprevil contó que estaba ordeñando una vaca cuando José Hernández Sánchez lo alcanzó cuatro veces con un machete en el brazo izquierdo; luego corrió tras la mujer hacia la casa de la pareja, pero no la alcanzó. Cuando se topó con los tres niños, dos gemelas de 11 meses y un niño de tres años, el agresor les propinó varios machetazos. 

En el lugar murieron una de las gemelas y el infante de tres años, mientras que la otra niña está estable, pero en observación en el hospital Inmaculada Concepción, de Cotuí.

Según el expediente, Hernández Sánchez habría agredido la mujer molesto  con el extranjero, alegadamente porque lo había reportado con el dueño de la finca donde ambos trabajan por no cumplir con sus funciones. 

El Ministerio Público estuvo representado por el fiscal Francis Alberto Valerio Martínez.

El Tribunal dispuso que José Hernández Sánchez cumpla la medida en la fortaleza Palo Hincado de Cotuí, el mismo centro penitenciario donde José Hernández Sánchez cumplió condena de 13 años de prisión por homicidio.

El exconvicto salió de prisión el pasado 16 de febrero, tras cumplir la condena