La Cámara de Diputados aprobó este jueves en primera lectura el proyecto de ley que establecería la tasa cero de aranceles a varios productos de la canasta familiar, en un ambiente de mucha tensión y reclamos de los congresistas de los partidos de oposición, quienes vociferaban que se le permitiera el uso de la palabra.

Los legisladores cuestionaron si la forma de votación por mayoría simple era la correcta. La pieza, sometida por el Poder Ejecutivo, busca paliar el alza de los precios generada tras la crisis bélica Rusia- Ucrania.

La iniciativa, que había quedado sobre la mesa de la sesión celebrada ayer ante la resistencia de los legisladores de oposición de respaldarla, fue aprobada con 99 votos y 63 diputados no votaron.

La decisión del pleno de la cámara baja se produjo luego de una votación no válida que alcanzó 92 votos a favor y 59 legisladores se abstuvieron de votar.

Con el mecanismo de abstenerse, los congresistas contribuyen a la conformación del quórum.

Para avalar sus criterios, Rodríguez afirmó que se trataba de una ley orgánica.

Ante los cuestionamientos y luego de sancionada la iniciativa, el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, expresó a sus pares que si tenían reparos sobre las votaciones que “ahí están los tribunales” donde pueden recurrir debido a que existen garantías constitucionales en el país.

La sesión ordinaria fue concluida sin completar los puntos en la agenda del día prevista, debido al posterior retiro de los representantes de los partidos de la Liberación Dominicana (PLD), de la Fuerza del Pueblo (FP), del Revolucionario Dominicano (PRD) y de Alianza País.

Los cuestionamientos de la oposición

Luego que se logró la aprobación del proyecto de ley, los diputados de las bancadas del PLD, FP, PRD y AlPaís salieron del hemiciclo y tras varios minutos de diálogo, y cierto desorden, lograron ponerse de acuerdo para ofrecer declaraciones a la prensa.

El primero en hablar fue el vocero del bloque de diputados del PLD, Gustavo Sánchez, quien reiteró que el grupo de congresistas de la oposición reclamaban que se verificara si la forma de votación era la correcta, debido a que el informe de la comisión de Hacienda decía que debía votarse por mayoría calificada, pero se estableció por mayoría simple.

Aseguró que el partido oficial, el Revolucionario Moderno (PRM), quería “imponer” ese proyecto de ley pese a que ha sido cuestionado por amplios sectores productivos del país.

“Ante estas circunstancias, ante la falta legitimidad durante esta sesión nosotros optamos por retirarnos”, precisó.

Dijo que esperan que en una segunda discusión sea tomada en cuenta la inconformidad de los principales partidos de oposición.