Las transferencias monetarias a los beneficiarios del subsidio social Supérate, correspondientes al mes de marzo, se han visto retrasadas debido a las acciones implementadas a raíz del fraude del que ha sido objeto dicho programa.

Consultada sobre las quejas de algunos afiliados a Supérate que se preguntan cuándo harán efectivo el depósito de marzo, la directora de la Administradora del Subsidios Sociales (Adess), Digna Reynoso, aseguró que están trabajando para liberar los recursos próximamente.

Explicó que los retrasos se deben a las medidas de seguridad que vienen adoptando para evitar que se vuelvan a repetir las estafas escenificadas en el mes de febrero, cuando, mediante la clonación de tarjetas de crédito, se llegó a sustraer unos 100 millones de pesos, según los cálculos preliminares que han realizado.

Reynoso destacó que en el último mes han disminuido las quejas por sustracción de los fondos de las tarjetas y resaltó los monitoreos constantes que hacen entre todas las entidades que conforman el sistema de pago. También refirió la mayor rigurosidad que se tiene con la prohibición de autorizar consumos en horas nocturnas.

Con el fraude de febrero se afectó a unos 30,000 beneficiarios de Supérate, programa que otorga transferencias monetarias a 1.5 millones de personas. La entidad ha informado que la mayor parte de los consumos irregulares se realizaron en horas de la madrugada, pese a la disposición de que no se autorizaran entre las 10:00 de la noche y las 7:00 de la mañana.

Las investigaciones hasta el momento han dado con el apresamiento de unas diez personas, entre ellos, seis colmaderos de la provincia Santo Domingo a quienes un juez les dictó medidas de coerción consistentes en prisión preventiva y garantía económica. 

Además, está pendiente de conocerse la solicitud de medidas a cuatro hombres que fueron detenidos el pasado 18 de marzo en Barahona y a quienes la Policía Nacional dice haberles ocupado 103 tarjetas del programa Supérate.

A los hombres se les conocería medidas el jueves, pero la audiencia fue reenviada para el próximo 31 de marzo, a fin de que la defensa de los detenidos conociera de documentos probatorios que depositó el Ministerio Público.