El presidente Luis Abinader destituyó a trece funcionarios diplomáticos y consulares en el exterior y adscritos al Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX).

Son ellos Manuel Apolinar Peralta García, quien era consejero de la Embajada Dominicana en Brasil; Marlen Vásquez Amparo, ministra consejera de las embajadas en Reino Unido.

Igualmente, el jefe de Estado dejó sin funciones al ministro consejero de las embajadas dominicanas en Panamá y El Salvador, Miguel Ramón Sebastián Gutiérrez.

También derogó la designación de Joel Miguel Castillo Betances como ministro consejero de la Embajada de República Dominicana en Uruguay.

Destituyó a Belinda Beauchamp Galván, quien ocupaba el cargo de vicecónsul en el Consulado de la República en la ciudad de California, Estados Unidos.

De una forma similar, desvinculó a Alexis Eugenio Pérez Carrasco, auxiliar en el Consulado dominicano en Madrid, España y a Rossy Karina de Frías, auxiliar del Consulado dominicano en California, Estados Unidos.

Manuela Fernández Núñez es otra que fue removida. Se desempeñaba como ministra consejera y encargada de la Sección de la Planta Física del MIREX.

VARIOS OCUPABAN DOBLES FUNCIONES EN DIFERENTES PAISES
A esta destitución se suman las de Otto Morales Pinedo, como primer secretario de la Embajada de la República Dominicana en Uruguay y consejero de la embajada dominicana en Argentina.

Asimismo, quedó sin funciones Carla Damairis Rodríguez Durán, primera secretaria de la embajada dominicana en Guatemala y consejera de la embajada criolla en Panamá.

También Joaquina García Mota, quien era agregada cultural y primera secretaria de la Embajada de la República en Panamá.

Ana Melba Rosario como representante del Ministerio de Industria y Comercio y ministra consejera en la embajada dominicana en Canadá y Raysha Espinal Espinal, primera secretaria de la Embajada dominicana en Chile.

Según publican este miércoles medios de prensa locales, el decreto fue firmado por el Presidente Abinader el pasado 7 de febrero, pero no fue distribuido como suele hacer la Dirección de Comunicaciones del Gobierno.